Lunes 25 de Mayo de 2020

Hoy es Lunes 25 de Mayo de 2020 y son las 10:38 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 12.6º
  • Soleado

12.6°

El clima en Mendoza

RIVADAVIA

6 de noviembre de 2017

"Rechazamos absolutamente la conceptualización del vino como producto no saludable"

Escribe la Dra. Gabriela Lizana, presidenta de APROEM (Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza).

Seguinos en http://twitter.com/ahoraMendoza http://facebook.com/ahoramendoza

Con motivo de la presentación del proyecto de reforma tributaria presentado por el Gobierno, es que manifestamos algunas consideraciones preliminares,a los efectos de introducirnos en la discusión que se dará en torno al tema impositivo particularmente aplicado al tema vitivinícola.   1-Lamentamos no haber participado de un diálogo previo a la formulación de este proyecto, con las autoridades que si le dieron la oportunidad, a la gran industria alimenticia, tal cual queda explicitado en el diario La Nación, de fecha 17 de julio de 2017. http//: www.lanacion.com Discutir la categorización de producto no saludable, si bien constituye un retroceso importante en materia de conceptualizacion de un alimento como lo es el vino, nos hubiera permitido lograr el efecto que sin duda dichas empresas alimenticias lograron, cuál fue el quedar excluidos muchos de sus dañinos productos a la salud, del listado de productos a quienes se le pretende cargar este impuesto.   2- Rechazamos absolutamente la conceptualización del vino como producto no saludable. Fundamentamos nuestra posición en la amplia cantidad de estudios que sustentan lo contrario, a los que nos remitimos. Si además analizamos que productos efectivamente dañinos para la salud, como aquellos edulcorados con jarabe de maíz de alta fructuosa, aspartamo, o que contienen grasas transgénicas, entre otras, están fuera del listado al que hacemos referencias , menos entendemos la intencionalidad de colocár al vino entre estos productos, y generar en base a esto una política tributaria que apunte a desincentivar el consumo del mismo.   3- Se ha hecho referencia en algunos discursos que pretenden justificar la decisión de incorporar al vino como sujeto pasible de esta carga tributaria, a otros países como Chile o España. Creemos que esto no es más que el fruto de un profundo desconocimiento de la cadena vitivinícola , De la composición del mercado, de los esquemas de incentivos , y de las políticas arancelarias de estos países con los que se compara al nuestro, como así también del nuestro. A modo de ejemplo, mencionamos el caso de Chile, quien efectivamente contempla una tributación del 20.5%, para el caso del vino, como impuesto al alcohol, pero que debido a que el destino de las ventas del producto es en casi un 85%exportacion, no le es aplicable, y en consecuencia no sufren el impacto negativo del mismo la mayoría de los actores de la cadena. Por el contrario, comparativamente con Argentina , lo que si tienen son importantes beneficios arancelarios a la hora de exportar sus productos en el mundo, fruto de una política exportadora consistente y exitosa. Por el contrario, nuestros vinos sistemáticamente se encuentran en desventajas en casi la totalidad de países con respecto a Chile, quien negocia aranceles más ventajosos que los nuestros. Sin perjuicio de esto, consideremos también que la presión tributaria del vecino país, es mucho menor que la nuestra, lo que excede el objeto de este trabajo, pero no puede dejarse de mencionar. Para verificar la información respecto a este país, consultar http://www.sii.cl Impuestos indirectos. Respecto por ejemplo a España, recomendamos lectura de la ley 38/1992 del 28 de diciembre y el real decreto 1165/1995 del 7 de julio. Con especial atención a lo que se considera impuestos especiales. Cabe remarcar que en este país el impuesto al vino es 0%. Y para culminar, debemos entender que el nuestro es un mercado oligopsónico, con fallas importantes, por lo que cualquier intento de desincentivar el consumo , o aplicar impuestos con fines recaudatorios, no hace más que agravar la situación de debilidad del sector productivo, quien se verá afectado una vez más por el abuso de posición dominante, y será el elemento de ajuste sobre el que finalmente caerán las consecuencias económicas de estas medidas, y en estas circunstancias, las empresas no verán afectada su rentabilidad, el mercado no sufrirá variantes en los precios, y el sector productivo una vez más resignará la siempre negativa rentabilidad que nos acompaña desde hace años. Por lo tanto termina incluso desvirtuándose el fin para el que se hubiera aparentemente creado este impuesto, para constituir un elemento más que favorece la concentración económica y el abuso de posición dominante. Probablemente otros mercados mundiales pueden ser diferentes, y además pueden tener otro tipo de incentivos o compensaciones que equilibran la imposición tributaria. No sería el caso de nuestro mercado vitivinícola, por las características de mercado imperfecto, sin control de distorsiones en la rentabilidad de los diferentes actores de la cadena comercial, sin leyes adecuadas de defensa de la competencia, sin códigos de buenas prácticas comerciales, entre otras medidas que por ejemplo hace tiempo constituyen el esquema legal de la comunidad económica europea. Es por esto que, en mercaDos como el nuestro, en el que se ha normalizado el abuso al sector productivo, la imposición tributaria recaería exclusivamente y necesariamente en este eslabón de la cadena, que tiene nulas posibilidades de afrontar este tipo de medida.   4-Es oportuno remarcar que en el caso del vino, estamos hablando de vincularlo con lo que se conoce como consumo cultural, y no consumo ocioso. Debemos bregar por la consideración de este producto como un “ alimento”, lejos de constituir un producto, y menos” no saludable“. Es por esto que la cárga tributaria debe ser 0. Sería oportuno y pertinente remarcar lo que implica la industria vitivinícola para nuestras provincias productoras, pero preferimos remitirnos a los datos que surgen en cualquier documento existente en la web, de organismos oficiales y privados.   5-Reprochamos con total energía la falta de consideración y ponderación de la mayoría de las economías regionales , lo que tristemente se deduce de la lectura de este proyecto. Cambiar el espíritu del mismo será una tarea ardua para todo un sector que viene siendo castigado por diferentes políticas públicas las que no logran dar en la tecla con decisiones que pongan en marcha definitivamente el motor de crecimiento que constituyen estos polos generadores de tanto trabajo y cultura. Colocarnos frente a desafíos tan desafortunados, como es tener que discutir argumentos tan básicos como las bondades del vino, la importancia de limitar la presión tributaria que nos agobia, nos produce un desgaste inoportuno para las épocas que enfrentamos. Es hora de subir la vara de las discusiones, y poner en agenda temas estructurales que merecemos cambiar.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »