Personal policial halló el animal cuando ingresó al domicilio de un sospechoso acusado de llevarse ganado en el paraje tucumano Los Díaz. El felino, que fue secuestrado tras la autorización de la División de Fauna, tenía un año y medio y pesaba 40 kilos.

Efectivos policiales realizaron un allanamiento en una vivienda en el departamento de Graneros, en el sudeste de Tucumán, por una denuncia de robo de ganado y en el lugar encontraron un puma de un año y medio.

La Fiscalía de Instrucción de la IV Nominación había ordenado un allanamiento en la casa de una mujer que había sido señalada como responsable de robo de ganado en el paraje Los Díaz.

Si bien el operativo dio resultados negativos, durante la búsqueda los efectivos descubrieron que en la propiedad había una jaula armada con maderas de tarima, alambres y chapas. En ese pequeño espacio se encontraba un puma de un año y medio, de unos 40 kilos.

La tenencia de este tipo felinos se encuentra prohibida por las leyes y reglamentaciones vigentes, por lo que se procedió al secuestro del animal. Inmediatamente se dio aviso a la Jefa de División Fauna, licenciada Ana Palacios, quien avaló el procedimiento.
 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »