Tras su destitución, el líder catalán rechazó públicamente la decisión adoptada por el Gobierno español de Mariano Rajoy y cuestionó que "en una sociedad democrática, los parlamentos eligen a los presidentes". Además, volverán a desafiar al poder Ejecutivo central y se reunirán de forma clandestina para convocar unas "elecciones constituyentes".

Carles Puigdemont llamó a una oposición democrática. (AFP)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »