Los efectivos se presentaron en una vivienda de Quilmes para pasar una noche de lujuria con un grupo de jóvenes y, en medio del encuentro, ellas les pidieron colocar sus pistolas y uniformes en un lugar. En ese momento, ingresaron hombres armados y se llevaron todas las pertenencias. Las víctimas fueron a realizar la denuncia en ropa interior y luego, avergonzados, cambiaron la versión de los hechos. Ocurrió en Villa Los Álamos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »