Un ángel que dejó el fútbol para salvar a su sobrino

Alejandro Lulo Benítez, delantero de Central Larroque de Entre Ríos, un equipo del torneo Federal C, en el que él era el goleador, abandonó el deporte por motivos de salud luego de que le donara parte de su hígado a Milo, hijo de su hermana, de tan sólo 9 meses. ¡El gol de su vida!

Alejandro Lulo Benítez sorprendió cuando informó su decisión: el delantero de Central Larroque anunció su retiro por razones de salud. Y es que el delantero donó parte de su hígado a su pequeño sobrino Milo, de sólo nueve meses. "Ahora será tiempo de alentar desde el otro lado del alambre, con el mate", dijo el joven futbolista.

Lulo, como todos lo conocen, logró varios campeonatos para su equipo y es un verdadero referente. Sin embargo, hoy su calidad como delantero quedó opacada por su calidad como persona. Benítez fue intervenido con éxito para salvarle la vida a Milo Romani. El pequeño padecía una malformación biliar congénita que obstruía uno de los ductos que transportan la bilis desde el hígado hasta la vesícula. Pronto la necesidad de un trasplante fue imperiosa y Lulo no lo dudó. Comprobada la compatibilidad entre ambos, se sometió a la intervención. Milo, por su parte, ya evoluciona favorablemente.

Un héroe
"Jamás dudé", sostuvo el jugador ante los medios locales, cuando regresó a su Larroque natal, donde fue recibido como un héroe, respecto de la posibilidad de ser donante. Así se lo informó en enero pasado a su entrenador, Marcos Viale, y luego de un inicio de temporada en el que él se había convertido en uno de los goleadores del torneo local. Pero Lulo sabía que sólo había dos personas compatibles con el pequeño Milo: su mamá y su tío Lulo. "Mi hermana está operada del corazón y había un riesgo grande", indicó el joven de 30 años.

Para él, la operación marcará casi sin lugar a dudas su alejamiento permanente de la cancha. Y es que el hígado a su edad ya no se regenera al ciento por ciento. Además, durante un año deberá hacer reposo y, le advirtieron, "los roces y el ritmo de la competencia podrían ser un riesgo". Por eso, nunca dudó entre su futuro en fútbol y la vida de su pequeño sobrino.

Lo cierto es que, "Lulo" y Milo fueron sometidos a una intervención en simultáneo que duró doce horas. "Lo que me sacaron se lo insertaron a él prácticamente como un hígado nuevo", explicó. En el medio, hubo complicaciones. De hecho, la intervención casi es abortada cuando descubrieron que Benítez tenía en el hígado dos arterias, algo que no había sido advertido en los estudios previos. "Por suerte salió todo bien y hoy Milo sigue mejorando", concluyó el jugador.

El trasplante
En el caso del hígado, el trasplante puede realizarse tanto de donante cadavérico como de donante vivo. En el primer caso, la persona no debe haber padecido lesión hepática, en tanto que en el caso del donante vivo, como el de Benítez y su sobrino Milo, la persona sana dona parte de su hígado al receptor enfermo. El hígado tiene la capacidad de regenerarse por sí sólo. Después de un trasplante exitoso, ambas personas -donante y receptor- terminarán con su hígado funcionando bien.

   

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

CAPRICORNIO (del 22 de diciembre al 20 de enero)

Tu capacidad de comunicación estará a flor de piel. Sin embargo, trata de no hablar de más porque develarás cosas que no debías. Tu pareja sabe que tú andas en algo sospechoso. Un amigo en común abrió la boca y dijo lo que no debía. Sé sincero. Las malas rachas se acabaron, es momento de cosechar lo que sembraste y de disfrutar de los logros obtenidos con esfuerzo.Sugerencia: No tengas miedo a realizar un cambio en la imagen que te devuelve el espejo. Recuerda que renovarse es vivir.

Cargando Facebook

61.98

66.98

-

-

R

-

-

  • Desarrollado por
  • Clix.studio