Las llamas, voraces, afectan a los distritos de Leiria -donde se desató el fuego-, Coimbra y Castelo Branco, todos en el centro del país. El siniestro ya se llevó la vida de más de 60 personas. Esperan la llegada de dos aviones hidrantes, procedentes de España y Francia. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »