El Proyecto Regional con Enfoque Territorial (PRET) Oasis Este de la EEA Junín, Mendoza, viene trabajando en actividades estratégicas para la viticultura regional tendientes a reducir costos y mejorar la productividad de la mano de obra para aumentar la rentabilidad de los productores.

Seguinos en http://twitter.com/ahoraMendoza http://facebook.com/ahoramendoza

En este sentido, un grupo de 15técnicos de investigación y extensión de la EEA Junín, realizó, el martes 15 de marzo, una visita a dos fincas de la provincia de San Juan que llevan varios años implementando sistemas de conducción no tradicionales en vid para vinificar y vid de mesa, que permiten un manejo del cultivo con menores costos operativos.

El objetivo del viaje fue conocer en profundidad el manejo de estos sistemas y salvar dudas que ya se presentan en las líneas de investigación y extensión, que tiene el PRET, vinculadas con la temática.

Los sistemas vistos fueron espalderos no convencionales con poda en seto y poda mínima en vid para vinificar y, “open gable” en vid para consumo en fresco.

Los tres sistemas de conducción fueron identificados, a inicios del mencionado proyecto regional del INTA, como prometedores para los productores de la Zona Este de Mendoza, ya sean pequeños, medianos o grandes, y es por ello que técnicos del INTA Junín vienen trabajándolosdesde entonces.

                                                         Cosecha mecanizada

En los mencionados sistemas de conducción en vid para vinificar, la mejora en la productividad de la mano de obra viene a partir de la  posibilidad de mecanización de tareas de poda y cosecha. En este sentido, los productores visitados logran reducciones de sus costos operativos alrededor de 20%, principalmente por la mejora en la productividad del personal permanente como un componente primordial en los costos de producción.

Otro aspecto destacable en los sistemas implementados fue la una buena relación entre la cantidad de hojas y la producción, situación promisoria para la sustentabilidad de los mismos.

 

En el caso del sistema para uva de consumo en fresco, se observó detalles de construcción, ubicación de maderas de soporte y alambres adicionales, que conforman una estructura adaptada a la conducción específica para la uva de transporte.

 

El camino que hoy estamos transitando está destinado a lograr generar una alternativa viable para pequeños, medianos y grandes productores de nuestra región, aportando vanguardia tecnológica que permita sostener la actividad vitivinícola como uno de los pilares de la economía regional.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »