Más de cien personas participaron de las charlas orientativas sobre adopción que brinda el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación.

Seguinos en http://twitter.com/ahoraMendoza http://facebook.com/ahoramendoza

“Adoptar es el derecho de un niño a vivir en familia. En la DNRUA tenemos la mirada puesta en la niñez, acompañamos todo el proceso hasta que el juez decreta la adopción”, señaló Graciela Fescina, directora nacional del registro.

Actualmente, de las 5700 familias inscriptas, el 92 por ciento desea adoptar niños menores de un año y solo el 1,3 por ciento aceptaría niños de más de 12 años, en tanto que el 75 por ciento no acepta niños con situaciones leves y severas de salud.

¿Cómo adoptar en Argentina?

En nuestro país solo pueden adoptar los inscriptos en el Registro Único de Aspirantes a Guardia con Fines Adoptivos. Pueden hacerlo personas solas, casados, integrantes de una unión convivencial, divorciados y viudos que tengan una edad mínima de 25 años (al menos en uno de los integrantes en el caso de las parejas), y que sean argentinos o naturalizados, con 5 años de residencia previa a la solicitud de adopción. Para los extranjeros ese plazo comienza a partir de la radicación otorgada por la Dirección Nacional de Migraciones.

Los interesados pueden acceder on line a las convocatorias para adoptar, que publica el DNRUA, donde se brindan todos los datos del expediente y datos de contacto con el juzgado que tramita la adopción del menor de edad.

El trámite es gratuito y se realiza personalmente en cualquiera de los registros que funciona en cada una de las provincias y en la ciudad de Buenos Aires, sin necesidad de un abogado o gestor. Además de los datos personales, los postulantes deberán aportar los datos de los hijos, en caso que los tenga, como así también el número de menores que estaría en condiciones de adoptar, edades, si acepta menores con discapacidad, si acepta grupos de hermanos, y si previamente ha tenido menores en guarda y resultado de la misma.

Luego comienza la evaluación realizada por un equipo técnico que determinará la idoneidad jurídica, médica, psicológica y socio-ambiental de los postulantes para poder ingresarlos al "Libro de Aspirantes", y se abre el legajo correspondiente, al que los concursantes podrán acceder con una clave única y consultar la fecha de apertura, el estado del trámite, la última actualización sobre admisión o ratificación y la disponibilidad adoptiva, además de sus datos personales.

Cada juez a cargo del proceso de adopción buscará el perfil más adecuado al menor dentro de los inscriptos en el registro local, que deberá remitir los legajos en un plazo no mayor a los diez días. La búsqueda puede ser ampliada a consideración del juzgado al resto de las jurisdicciones adheridas, en orden de proximidad geográfica y manteniendo la prelación de la inscripción.

La adopción se rige por los principios de interés superior del niño, respeto por el derecho a la identidad, agotamiento de las posibilidades de permanecer en la familia de origen o ampliada, preservación de los vínculos fraternos, derecho a conocer los orígenes, derecho a que su opinión sea tenida en cuenta según su edad y grado de madurez, siendo obligatorio requerir su consentimiento a partir de los diez años.

Tras el proceso de evaluación puede que la inclusión en el Registro sea denegada. En caso de no cumplir con alguno de los requisitos, el organismo instruirá a los aspirantes acerca de medidas terapéuticas específicas a fin de superar los impedimentos que obstaculizaron su inclusión en el Registro, pudiendo fijar un plazo para el cumplimiento de las mismas. Además, la ley garantiza la reconsideración de la medida por el órgano superior competente de cada jurisdicción, a petición del aspirante. Las inscripciones rechazadas caducarán a los dos años.

Los organismos tienen un plazo de 15 días para comunicar las resoluciones firmes que admitan o rechacen la inclusión en la Lista de Aspirantes. Al cabo de un año, los admitidos deberán ratificar personalmente la continuidad en la misma, ya que no hacerlo implica la exclusión.

La DNRUA organiza ciclos de encuentros sobre adopción para los inscriptos, con talleres que abordan la temática, destinados a la sensibilización y concientización, como trabajar para acortar la brecha entre las expectativas y la realidad de adoptar.

Además, el Registro organiza el Programa de Apoyo Técnico y Acompañamiento a Familias para los períodos de Vinculación, Guarda Preadoptiva y Adopción, para facilitar la construcción de un vínculo saludable con el niño, niña o adolescente.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »