El intendente de San Martín habló sobre la campaña a gobernador, la falta de propuestas claras desde “Cambia Mendoza”, y el silencio de Alfredo Cornejo.

Seguinos en http://twitter.com/ahoraMendoza http://facebook.com/ahoramendoza

"No lo veo difícil”, expresó el intendente de San Martín, Jorge Giménez, al referirse a la posibilidad de que el justicialismo siga gobernando la provincia otros cuatro años más, ya que considera que Cambia Mendoza,  propone  solo “cambiar por cambiar”, pero “no se dice cómo se sale de esto, cómo se incrementa el desarrollo o cómo se ejecuta”.

“Hablan de ajuste, de achicar, eso no es pensar en el desarrollo, es no hacer las cosas que faltan, porque hay que salir a buscar recursos, a invertir, a tener decisión, a veces hay correr riesgos” opinó el cacique del Este y sumó que  es por ello que “no podemos decirle a los argentinos que vamos a tomarnos cuatro años para ordenar, porque la gente necesita soluciones a muchos problemas de ayer, de hoy”.

Es por ello que, para Giménez, “es típico de los radicales bla, bla y después cuando están gobernando, se inmovilizan”.

“La marcha atrás también es un cambio y yo no quiero volver hacia atrás”, sentenció el jefe comunal.

A continuación el sanmartiniano explicó su preocupación sobre el ajuste que propone Cambia Mendoza.  “Ajuste es lo único que he escuchado, luego no se ha dicho nada más, porque evidentemente se han dado cuenta que han metido la pata han mandado a callarse al candidato (Cornejo), porque estas cosas le fluyen, le escapan pero ya se les escapó, ya lo dijeron, porque es lo que piensan”.

Para el intendente el ciudadano  mendocino debe votar nuevamente al justicialismo, porque "nadie puede negar, que la Argentina y la Provincia han ido cambiando” y que si bien “faltan muchas cosas, también es cierto que se ha avanzado y se ha incluido, que hay mucha gente trabajando, que hay posibilidades de estudiar, que alguien te de una mano para estudiar, todas esas cosas son ciertas, como también que en las escuelas los chicos se juntan para estudiar, y no nos juntamos  los vecinos para hacer cambio de salsa por zapatillas, eso no pasó hace 200 años, paso hace poco”.

El cacique del Este está convencido que “en lo nacional va a haber un presidente justicialista” y que es muy importante que el próximo gobernador de Mendoza sea de la misma línea, ya que cuando hubo un gobierno radical, “no pudimos avanzar en todas estas cosas, tanto obras estratégicas como conquistas sociales”.

Es por ello que “vamos a proponer a los mendocinos la continuidad de un gobierno nacional, provincial y en los municipios, como el nuestro lo mismo, y a partir de eso una propuesta, porque hay una línea de pensamiento, no como del otro lado que veo un rejunte, una alianza al mejor estilo de la Alianza que gobernó nuestro país”.

“Nosotros vamos a hacer nuestras propuestas, vamos a trabajar, tenemos nuestra línea de pensamiento, entendemos que la Nación va a gobernar un justicialista, y que a Mendoza la puede ir mucho mejor si el gobernador es de la misma línea”.

Además, el intendente sanmartiniano se refirió que el armado de las listas para legisladores nacionales, “ha sido muy bueno, ya que se pudo acordar los cargos a nivel nacional, ya que eso generaba un poco de ruido. Que se haya acordado con los sectores los que están en la provincia y los que responden directamente al kirchnerismo,  va a permitir unidad en la Nación y  la visita de la presidenta”.

 Por último, reconoció el papel del Gobernador Francisco Pérez en este proceso, ya que “ha sido un gesto de grandeza del Pérez haber descomprimido de alguna manera, corriéndose él de lo que pudiera haber sido” y aclaró que " no hubo un veto a Paco, ni mucho menos, lo que se discutía eran espacios. Nadie le dijo que no al gobernador”.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »