El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó hoy la decisión contundente de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de garantizar el respaldo institucional del Estado para el esclarecimiento de la muerte del fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman.

Seguinos en http://twitter.com/ahoraMendoza http://facebook.com/ahoramendoza

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó  hoy “la decisión contundente de la presidentaCristina Fernández de Kirchner de garantizar el respaldo institucional del Estado para el esclarecimiento” de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Lo expresó en la habitual conferencia de prensa matutina, en la Casa de Gobierno, oportunidad en la que enumeró además las sucesivas acciones realizadas para el esclarecimiento del atentado contra la AMIA. “No cabe la menor duda de la vocación, la voluntad política y el espíritu”  de la Presidenta, subrayó.

Consignó que ayer por la tarde, junto al ministro de Justicia, Julio Alak y al secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, recibió a integrantes de la DAIA y la AMIA en la Casa de Gobierno, quienes manifestaron su preocupación por los hechos acaecidos y, en ese contexto,  “brindamos tranquilidad a la comunidad y al pueblo argentino de la decisión expresa y contundente de la Presidenta de garantizar todo el apoyo y respaldo institucional del Estado para el esclarecimiento de este hecho”, destacó el Jefe de Gabinete.

En ese contexto dijo que se explicaron las decisiones que se adoptaron en forma inmediata, la primera de ellas la publicación de dos cartas del secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli a la juezaServini de Cubría “respecto de la desclasificación de las intervenciones telefónicas  y de los agentes correspondientes”  que están a disposición de la Justicia.

Destacó luego Capitanich la carta hecha pública ayer por la Presidenta y, en especial, un párrafo, que leyó textualmente. El párrafo de la carta es el siguiente:

“Curiosa y sugestivamente, cuando está a punto de iniciarse el juicio oral y público por encubrimiento, largamente demandado por la sociedad en general y los familiares en especial, surge el intento de convertir al Gobierno que más ha hecho por el esclarecimiento del atentado, no sólo en apertura de archivos, relevo del impedimento para declarar por parte de agentes de Inteligencia, asignación de recursos humanos y económicos como nunca antes había contado la investigación, reclamos, presentaciones y actuaciones en el orden internacional y ante la ONU sin precedentes, que ningún otro presidente había hecho. Repito, curiosa y sugestivamente se intenta convertir, 21 años más tarde, en encubridores por tratar de que se le pueda tomar declaración a los imputados iraníes mediante un Tratado Internacional aprobado por ley del Congreso”.

Capitanich mencionó además que se habló de bajar las alertas rojas de Interpol, -para la captura de los acusados-  y  agregó que las declaraciones del ex directivo de la institución “nos relevan de cualquier comentario” pues ha dicho “en inglés, en francés, en español sobre las acciones promovidas por la Argentina para el sostenimiento de las mismas”.

También se ha pretendido -recordó el Jefe de Gabinete- de que un supuesto encubrimiento estaba vinculado al comercio con Irán y la adquisición de petróleo; petróleo nunca  se adquirió. Desde el Memorándum la disminución del comercio bilateral es palmaria y evidente. Son distintas cuestiones que se dijeron  que no tienen ningún tipo de sustento, ni las alertas rojas ni el comercio bilateral”.

Capitanich mencionó seguidamente el sostenimiento presupuestario de la fiscalía especial creada en 2006 para la causa AMIA, a cargo de Nisman, que en esa fecha contaba con un presupuesto de cuatro millones de pesos y actualmente es de $31 millones. Es decir, dijo Capitanich,   “el comercio disminuyó, no se adquirió petróleo, pero se aumentó más de siete veces el presupuesto para garantizar el funcionamiento de la fiscalía especial” y también ocurrió el desmentido “categórico del ex director ejecutivo de Interpol”, sobre las alertas rojas.

Recordó Capitanich también que acompañó a la Presidenta, integrando la delegación oficial,  cuando “planteó la postura enfática en la asamblea de las Naciones Unidas (ONU). En consecuencia –agregó- estas cuestiones merecen el esclarecimiento de un hecho de esta envergadura sobre la base de la verdad y nada más que la verdad”.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »