El Ministerio de Salud organizó un encuentro con autoridades provinciales, profesionales y técnicos de salud mental de todo el país para avanzar en la elaboración de proyectos de adecuación institucional de los establecimientos. El objetivo es la efectiva inclusión social de los pacientes.

Concluyó ayer en Buenos Aires el Encuentro Nacional "Hacia una Argentina libre de sistemas manicomiales", organizado por el Ministerio de Salud de la Nación y con representantes de 35 hospitales monovalentes de salud mental del sector público de todo el país, quienes avanzaron en la elaboración de proyectos de adecuación institucional en base a los principios establecidos por la Ley Nacional de Salud Mental (Nº 26.657), cuyo objetivo es la efectiva inclusión social de las personas con padecimientos mentales y adicciones.   A través de la presentación de casos testigos y de la puesta a disposición herramientas administrativas, sanitarias y de inclusión social implementadas por el Estado Nacional, autoridades provinciales, directores y personal técnico de esos establecimientos se comprometieron al afianzamiento de las redes jurisdiccionales de salud mental.   Convocados por la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones de la cartera sanitaria, unos 250 especialistas analizaron durante tres días los pormenores de la adecuación institucional de los hospitales monovalentes de salud mental del sector público invitados al encuentro. En base a los desafíos sanitarios de cada provincia a la que pertenecen, y a través del intercambio de experiencias significativas para el proceso de externación con inclusión social, los establecimientos tomaron contacto con modelos de atención con base comunitaria y diversos indicadores de adecuación.   La directora de Salud Mental y Adicciones, Matilde Massa, calificó a la reunión como “otro paso más en el camino hacia la transformación del sistema manicomial y el desarrollo, en su paulatina sustitución, de abordajes intersectoriales, interdisciplinarios, abiertos a la comunidad y promotores de los derechos humanos” de las personas con padecimientos mentales, sus familiares y su sociedad de pertenencia.   En ese contexto, la Colonia Nacional “Dr. Manuel A. Montes de Oca”, organismo descentralizado perteneciente al Ministerio de Salud de la Nación, presentó el proceso de transformación que la llevó de ser un establecimiento centrado en el sistema manicomial a conformar una red de servicios con base comunitaria. En la actualidad, cuenta con centros de día, talleres laborales, residencias comunitarias, servicios interdisciplinarios de admisión, unidad de rehabilitación y cuidados especiales y atención ambulatoria, además de llevar adelante el Programa Regreso al Hogar. Estas iniciativas conforman el nuevo paradigma que instauró la Ley Nacional Nº 26.657 y promueve el Plan Nacional de Salud Mental, vigentes desde fines del año pasado.   Aportes de la Comisión Nacional Interministerial de Salud Mental y Adicciones   También aportó herramientas la Comisión Nacional Interministerial de Salud Mental y Adicciones (Conisma), integrada por los Ministerios de Salud, Desarrollo Social, Educación, Seguridad, Justicia y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Además participaron la Jefatura de Gabinete de Ministros, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).   La Conisma hizo un repaso de las políticas territoriales implementadas desde 2003 y destacó la importancia de la apertura de los establecimientos monovalentes invitados hacia los Centros de Referencia, los Centros de Atención Local, los Centros Integradores Comunitarios, los Emprendimientos de Economía Social, los Centros de Actividad Física, las Mutuales del Bicentenario, las Ferias Permanentes y las Instituciones de Microcréditos, entre otros dispositivos. El desarrollo de cooperativas, mutuales, proyectos productivos y talleres familiares que propicien la equidad de género, la participación de la juventud y la autogestión de las personas con capacidades diferentes fueron otros de los tópicos abordados.   La Comisión, cuya presencia y labor fue destacada por Matilde Massa, dio cuenta de la experiencia acumulada –a través de protocolos de actuación puestos a disposición de las provincias presentes– en materia de atención a grupos en situación de vulnerabilidad, promoción y fortalecimiento del acceso a la justicia, en especial de las personas con discapacidad y/o padecimientos mentales, discriminación y salud, educación, interculturalidad, racismo y diversidad sexual.   Massa puso énfasis en “la importancia de tomar conciencia, una vez más, que este cambio de paradigma lo hacemos entre todos los actores institucionales, profesionales, sociales y comunitarios”, y añadió que “No queremos personas con padecimiento mental en situación de calle, abandonadas y posteriormente devueltas a los llamados manicomios simplemente porque carecen del apoyo necesario para su efectiva inclusión social”.    “El compromiso por la inclusión social es de todo el Estado Nacional y de cada ciudadano; estamos en ese camino, con todos los avances y pendientes; el cambio es posible, lo estamos haciendo, como lo establece la Ley Nacional Nº 26.657, como siempre debió ser, como está siendo”, concluyó.   El encuentro contó con la participación de autoridades institucionales y médicas –además de personal técnico– de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »