El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que la medida de fuerza de hoy es "un gran piquete nacional con paro de transporte", con un líder visible Luis Barrionuevo, ahora líder del Frente Renovador y, además, se ha convertido en un referente de izquierda que estaba buscando un nuevo liderazgo.

El  Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que la medida de fuerza de hoy es “un gran piquete nacional con paro de transporte”, con un líder visible Luis Barrionuevo quién, además, dijo, se ha convertido en el referente que la izquierda estaba buscando.

En la habitual conferencia de prensa, que hoy brindó desde el Salón Martín Fierro de la Casa de Gobierno, afirmó además que algunos dirigentes sindicales han advertido la existencia de posibles hechos de violencia –en la jornada de paro de hoy-  y sostuvo que los tienen que denunciar porque tienen la responsabilidad primaria los que han organizado la medida de fuerza.

Consideramos –agregó- que lo que se observa es la organización de un gran piquete nacional con un paro de transporte, con un líder visible, Luis Barrionuevo, quién, claramente, a partir de esta acción  opositora es el líder del Frente Renovador que suma a Sergio MassaFelipe Solá, (DaríoGiustozzi.

Además –agregó-  el líder indiscutido de la CGT opositora se ha convertido en un referente de izquierda que estaba buscando un nuevo liderazgo, que encarna Barrionuevo.

Dijo, además, que la estrategia del arco opositor pasa por sitiar a los grandes centros urbanos, que es una metodología a la vieja usanza del Medioevo, de la Edad Media, cuando los feudales utilizaban estos mecanismos de impedimento de acceso a la población.

Capitanich advirtió luego que no hay lugar para la barbarie, para medidas que conspiran con el libre ejercicio de los derechos, tanto al trabajo como a la huelga.

Puso de relieve que hay clara conciencia de lo mucho que se hizo, los logros obtenidos y  acotó que en la agenda siempre es necesario ejecutar algo,  pero no se puede recurrir a una medida de carácter antidemocrático, que impide  el acceso al derecho legítimo de trabajar.

Se preguntó seguidamente cuantos trabajadores de Smata, docentes, de la UOM, la construcción, bancarios, un sinnúmero adherido a la otra central de trabajadores no han podido concurrir a sus lugares de trabajo a partir de la acción deliberada del pique

Capitanich enumeró, seguidamente, los temas que se han tomado como reclamos y analizó punto por punto. El primero de ellos es el tema del mínimo no imponible.

Al respecto el Jefe de Gabinete recordó: “Yo he transmitido un mensaje claro en mi presencia en la Cámara de Diputados de la Nación, pero también el Decreto 1242 del 2013 implicó que efectivamente de casi 2,5 millones de trabajadores que estaban alcanzados por el impuesto a las ganancias en febrero de 2013, si uno lo compara con febrero de 2014 es menos de la mitad.

Otro punto de reclamo es el haber mínimo jubilatorio.  “Si uno toma el tema del haber jubilatorio mínimo, la República Argentina ha tenido una ley de movilidad jubilatoria que se ha aplicado 11 veces desde el punto de vista del incremento. Y uno tiene que observar que la cobertura previsional pasó del 61 % a casi el 95%, es el índice más alto en América latina en cobertura previsional, es decir en ejercicio de derechos previsionales por parte del pueblo argentino.

“Pero a su vez –agregó- el haber jubilatorio mínimo pasó de 220 pesos a 2.757 pesos, un incremento de carácter sustancial.

Recordó, además que “hay una ley que se debatió en el Congreso y que se aplica, por lo tanto una reivindicación desde el punto de vista del haber jubilatorio mínimo está perfectamente establecida en ley.

Luego sintetizó: El mínimo no imponible está perfectamente establecido por decreto. El tema de paritarias, en la República Argentina son de libre negociación de las partes, no tienen techo, por lo tanto no sé qué se pretende reivindicar desde el punto de vista de paritarias libres, trabajadores y empresarios lo pueden hacer. En el año 2002 existían 200 convenios colectivos de trabajo en funcionamiento, hemos llegado a 1.600, este año la proyección son 1.650 convenios colectivos de trabajo, paritarias libres entre las partes.

Por lo tanto no es un tema de campaña, agregó Capitanich y agregó que cuando se plantea el tema de narcotráfico, lo de ayer es una prueba palmaria, elocuente, del rol de las fuerzas de seguridad. Y en este sentido uno tiene que advertir que si queremos un sistema de seguridad pública con mucho énfasis tenemos que garantizar que las fuerzas de seguridad puedan trabajar desde inteligencia hasta acción directa. Entonces, justamente, por un lado se pretende distraer el rol de las fuerzas de seguridad para que se ocupen de otros temas y no de lo que efectivamente se deberían ocupar que es la seguridad pública de la población.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »