Gracias a la política de incentivar la generación de productos con alto valor agregado en origen, "el sector cuenta con una importante inversión en investigación científica que le permite alcanzar altos estándares de calidad y abastecer una elevada demanda en el mercado global", afirmó Casamiquela.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carlos Casamiquela, explicó que el complejo del maní comprende básicamente seis productos, que sumados exportaron un volumen de 519.210 toneladas por un valor total de 719,8 millones de dólares en 2013. El más significativo, en términos de ventas al exterior, es el maní blancheado, seguido por el maní confitería y el aceite de maní.

El marco de producción sustentable, respetando las Buenas Prácticas Agrícolas, las rotaciones adecuadas, la evaluación del tipo de suelo, el microclima de la zona, y el historial del lote, son considerados como características ideales a nivel mundial.

Tanto la producción como la industria manicera se concentran en la provincia de Córdoba. Con el 80% de la producción, es una de las economías regionales que mejor desempeño exportador exhibe.

Los incentivos a la agregación de valor tienen un efecto positivo sobre la creación de empleo en toda la zona de influencia. Es así como nuestro país cuenta con aproximadamente 1.600 productores maniseros; más de 20 plantas entre pymes, cooperativas, compañías de capitales nacionales y algunas de capitales extranjeros; y 12.000 puestos de trabajo en más de 30 localidades.

Además, multiplica de forma indirecta, los puestos de trabajo en otros sectores relacionados con la actividad como combustibles, agroquímicos, bancos, seguros, fabricación de equipos y maquinaria, talleres metalmecánicos, previsión social, atención médica, transportes, ingeniería y tecnología industrial, investigación científica, construcción, comunicaciones, informática, entre otros.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »