El diputado nacional del FIT Nicolás del Caño intervino ayer en el marco de la sesión informativa del jefe de Gabinete Jorge Capitanich con varias denuncias y filosas preguntas que, en su mayoría, el funcionario se negó a responder.

Del Caño preguntó si Capitanich era capaz de vivir con el sueldo de un docente, en el marco de la histórica huelga de los maestros bonaerenses y de que aún hoy nueve provincias continúan en conflicto. Ante la pregunta de la cantidad y los nombres de los efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad que actuaron durante la dictadura y hoy continúan en actividad, Capitanich solo respondió que el 13 % de los efectivos que hoy revisten en estas fuerzas participaron de la dictadura. "Queremos saber cuántos Milani hay hoy en las fuerzas represivas", increpó Del Caño.

Por otra parte el diputado del PTS en el FIT fue el primer diputado que mencionó el paro nacional del próximo 10 de abril, manifestando su solidiradad y responsabilizando al Gobierno por cualquier apresto represivo.

Por último, el diputado por Mendoza criticó a la presidenta de la Nación, que defendió "el escandaloso fallo condenatorio a los petroleros de Las Heras", y exigió su inmediata absolución.

A continuación la intervención del diputado Nicolás del Caño

Señor jefe de Gabinete:
Ante todo quiero manifestar mi repudio a la represión sufrida ayer por los docentes salteños, como antes la sufrieron los misioneros, ambos por parte de dos gobernadores que comulgan con su Gobierno.

En el CD recibido minutos antes del inicio de esta sesión pudimos constatar que hay una serie de preguntas de esta bancada que directamente el jefe de gabinete NO responde.Sencillamente, en el lugar de las respuestas hay un blanco. 

Entre ellas nos encontramos con la siguiente pregunta que paso a leer: 
"Informe por qué el Gobierno nacional no derogó ni tuvo la intención de hacerlo el Decreto-Ley 9.021/63 -dictado durante el Gobierno de facto de José María Guido- y su reglamentación aprobada por el Decreto 2.322/67 -dictado por la dictadura de Juan Carlos Onganía-. Mediante estas normas se conformó y puso en funcionamiento un verdadero servicio paraestatal de informaciones e inteligencia, dotado por agentes de la Policía Federal Argentina, no sujeto a ningún tipo de contralor administrativo, judicial y parlamentario, cuyos efectivos se pueden infiltrar en cualquier organismo público y privado. El caso del agente de la Policía Federal Argentina, Américo Alejandro Balbuena, infiltrado durante una década en la agencia de noticias ’Agencia Walsh’, ha ratificado la existencia de este cuerpo de inteligencia. El PEN no se ha pronunciado al respecto, pese al escándalo provocado cuando se hizo pública esta infiltración".


Pregunta: ¿por qué se negó a contestar esta pregunta?

Asimismo, nos encontramos con una evasiva cuando hicimos la pregunta de cuántos efectivos de las FF. AA. y de seguridad que participaron de la dictadura hoy están en actividad amparándose en el secreto militar que dicta un decreto de la dictadura de Guido.Queremos saber cuántos Milani hay en las fuerzas armadas y en las fuerzas de seguridad, y el Gobierno nos responde que esa información es SECRETA. Le preguntamos, señor ministro, ¿por qué se niega bajo el argumento de secreto de seguridad nacional a darnos los nombres de los efectivos que participaron de la dictadura y hoy siguen en actividad? 

En otro orden, quiero que me responda por qué su Gobierno aplica una política de persecución a quienes salen a reclamar por sus derechos, particularmente a los trabajadores. Hace un mes en este recinto escuchamos a la presidenta pedir una ley antipiquetes para limitar este derecho a la protesta, que ha sido una de las históricas formas utilizadas por el pueblo trabajador para manifestarse, en nuestro país y en el mundo. Los aplausos de la bancada del PRO a dicho planteo y los anuncios del Frente Renovador sobre un proyecto que busca limitar este derecho muestran una importante coincidencia entre su Gobierno y sectores de la oposición.


Esta confluencia entre el Gobierno nacional, los gobernadores, el PRO y el Frente Renovador tiene como fundamento principal la necesidad de que la crisis la paguen, una vez más, los trabajadores, con la inflación y tarifazos, mientras que a los empresarios se les mantienen los subsidios. En las fábricas y establecimientos se utiliza el chantaje de los despidos para aumentar ritmos de producción, imponer techos en las paritarias y otras variables de ajuste.
Más allá del llamado “relato” y los discursos, ¿usted puede negar que la devaluación y los tarifazos no significan una enorme transferencia de ingresos de los asalariados hacia los grupos capitalistas más concentrados? 


Este próximo 10 de abril habrá un paro nacional. Allí estaremos acompañando una vez más a los trabajadores en sus demandas. Más allá de los límites que tiene la convocatoria y que sus convocantes se niegan a preparar un plan de lucha hasta derrotar el ajuste, el paro nacional contará con la adhesión de millones de trabajadores en todo el país. Entre ellos los sectores combativos y antiburocráticos que salieron el pasado 27 de febrero a reclamar la absolución de los petroleros de Las Heras y que fueron reprimidos por las fuerzas represivas a cargo de Sergio Berni, quien nos atacó directamente a los diputados del FIT [Además del propio Nicolás del Caño, se trata de Néstor Pitrola y Christian Castillo.]
Señor jefe de Gabinete, lo hacemos responsable a usted y a su Gobierno de cualquier tipo de provocación y represión que sufran los que el próximo 10 de abril estén ejerciendo su derecho constitucional de parar y manifestarse. 
Le pedimos que le informe a esta Cámara cuál va a ser la actitud de las fuerzas de seguridad que dependen de su Gobierno ante esta medida de fuerza de los trabajadores de todo el país.
En otro orden, la negativa de responder a nuestra pregunta de si el señor jefe de gabinete puede vivir con el salario de un docente con veinte años de antigüedad no es casual, cuando se ha naturalizado que una maestra cobre hoy en la Argentina cinco mil pesos mensuales, la mitad de lo que hoy cuesta una canasta familiar. Cinco mil pesos conseguidos, en el caso de la provincia de Buenos Aires, después de una histórica huelga y que recién comenzarán a cobrar a partir de agosto. Los docentes hoy siguen en lucha en Salta, Neuquén y otras provincias. Entretanto, a los diputados y funcionarios políticos se nos paga diez veces más de lo que percibe más de la mitad de los asalariados en la Argentina. ¿Por qué tenemos que tener ese privilegio, señor Capitanich?
¿Saben qué? Si no hubiera tantos privilegios para la casta política, ¿quién aplicaría los tarifazos, quién votaría a favor de pagar la ilegítima deuda externa contraída por la dictadura militar, quién votaría a favor de hacer un acuerdo secreto con Chevron, un nuevo estatuto del coloniaje, como diría Jauretche? ¿Quién votaría a favor de pagarles cinco mil millones de dólares más intereses a los saqueadores de la Repsol? 
Le reitero la pregunta que le hiciéramos llegar por escrito. Ud., señor Capitanich, ¿puede vivir con el salario que recibe un docente en la Argentina? 
Por último, quiero recordar que también escuchamos, aquí en este recinto, a la presidenta de la Nación en la Asamblea Legislativa del 1º de marzo, defender el escandaloso fallo de la justicia de Caleta Olivia (Santa Cruz) contra los trabajadores petroleros de Las Heras que realizaron una protesta en el año 2006 contra el impuesto al salario y la tercerización laboral, que luego derivó en una pueblada donde murió un policía. La presidenta sostuvo que quienes reclamamos por su absolución estamos defendiendo a quienes asesinaron a Sayago. Esto es una mentira. ¡¡¡Los trabajadores condenados (tres de ellos a cadena perpetua y siete a varios años de prisión) son inocentes!!! 
No hay ninguna prueba para condenarlos. Varios testimonios fueron arrancados bajo tortura. Inclusive, quien preside el tribunal votó por la absolución de la mayoría de ellos. El repudio a este juicio escandaloso con métodos de la dictadura se ha hecho sentir desde distintos organismos y personalidades de DD. HH. como el premio nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo, y centenares de organizaciones de nuestro país y del mundo. Hemos presentado desde esta banca un proyecto de resolución exigiendo la absolución de los petroleros condenados en Las Heras, que fue acompañada por varios bloques. Le pregunto a Ud., Sr. jefe de gabinete, ¿por qué su Gobierno defiende este fallo escandaloso que como dijo O. Bayer nos hace acordar a las condenas que recibieron los Mártires de Chicago y Sacco y Vanzetti? Espero su respuesta. Gracias.

Fuente: Prensa PTS

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »