Desde hoy se podrán tramitar la inscripción, actualización o transferencia en las distintas delegaciones, oficinas y centros receptores de la Dirección de Contingencias Climáticas. Hay plazo hasta el 30 de mayo.

A partir del 1 de abril de 2014 y hasta el 30 de mayo se podrán realizar los trámites para la inscripción de cultivos, actualización o cambio de titulares en el Registro de Uso de la Tierra (RUT) en las distintas delegaciones, oficinas y centros receptores de la Dirección de Contingencias Climáticas. 

El RUT es la identificación de las propiedades rurales de uso agrícola, define su ubicación, los cultivos que la componen y la relación con la persona o entidad que la trabaja, administra y que comercializa los frutos obtenidos de ella.  El trámite vale también para la inscripción en el registro nacional sanitario del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Agroalimentaria (Senasa).

A través de la  Ley N° 4438, la Provincia de Mendoza creó el Registro Permanente del Uso de la Tierra (RUT), de carácter obligatorio para todos los establecimientos agropecuarios existentes en el territorio provincial. En tanto, el Senasa a través de la resolución N° 249/03 fija la reglamentación para el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA), ordenándose la inscripción obligatoria para los productores agrícolas del país.

En  Mendoza, estos registros, compatibles entre sí, son llevados en forma conjunta y coordinada por la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC), dependiente del Ministerio de Agroindustria y Tecnología. Lo que significa que con un único trámite y un sólo número de registro, cada establecimiento agrícola y el productor vinculado a ese establecimiento, quedaría registrado, tanto a nivel provincial como nacional.

Requisitos para inscribirse

Los que por primera vez inscriban su propiedad puede realizar el trámite en cualquiera de las delegaciones de la DACC, oficinas o centros receptores habilitados.

Deberán presentar: constancia de CUIL/CUIT, una boleta de pago del Impuesto Inmobiliario, una boleta de pago de Riego o Pozo, la última Declaración Jurada o Censo de Viñedo, escritura, boleto de compra-venta, contrato de arrendamiento, mediería, aparcería rural o comodato (según corresponda) y un detalle y superficie de cultivos.

Para más información visite la página de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas. 

Fuente: Agorindustria

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »