El Departamento General de Irrigación, ampliará en los principales azudes o diques derivadores de la red hídrica del río Mendoza, el sistema de telemetría para la medición de los caudales.

 

P

Se trata de la transmisión remota e instantánea, de la información referida a la cantidad de agua que transportan los cauces. Las mejoras que se aplicarán en la red, forman parte del plan de obras y mantenimiento 2014 del DGI e integran el Plan Agua 2020 de la institución, con una inversión estimada para la primera etapa de $300.000.

El Superintendente de Irrigación, José Luis Álvarez, recorrió junto a técnicos, azudes de la margen derecha e izquierda del río Mendoza, donde durante 2014 se ampliará y mejorará el sistema de telemetría que posee y aplica el DGI. “La telemetría aporta un salto cualitativo en la gestión del recurso hídrico, el sistema de telemetría permite entre otros beneficios, optimizar el sistema de turnados de riego y mejorar la logística de mantenimiento de los cauces. La información al instante, posibilita la rápida toma decisiones, anticipando problemas en el sistema hídrico y resolviéndolos con inmediatez”, explicaba el superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez.

Las azudes que se recorrieron, parte del canal Cacique Guaymallén, fueron: Matriz Gil, Toma de la Hijuela 2da Guiñazú, Toma de la Hijuela Morales Villanueva, Toma Solanillas Calderón, Toma Rama Lima y distintos aforadores del sistema. En tanto en el canal San Martín, se observaron las mediciones en los dique Naciente, Chachingo y Céspedes. En total, tanta el canal Cacique Guaymallén como el canal San Martín, distribuye agua cada uno a aproximadamente 35.000 hectáreas bajo riego, entre los departamentos de Luján de Cuyo y Maipú.

“Cuando planteamos el Plan Agua 2020, como el gran plan estratégico para la toma de decisiones respecto a los recursos hídricos en Mendoza, dejamos en claro que las obras hídricas, debían incluir mantenimiento y tecnología al servicio del usuario. En los azudes del sistema de riego del río Mendoza, estamos trabajando en la reactivación de la telemetría ya existente y en la ampliación, con sistema de telemetría más modernos y de menores costos. Estas mejoras son parte también del plan de flexibilización en la conducción, que es sinónimo de obras para incrementar la eficiencia en la entrega del agua”, destacaba el superintendente Álvarez.

Aproximadamente 20 nuevos sensores de telemetría, serán instalados en azudes del río Mendoza, con una proyección anual a extenderlos a 40, incluyendo los canales primarios.  Son por demás necesarios para el control continuo de la red, dado que acorta los tiempos de espera que lleva una inspección directa, en caso de alteraciones en los caudales, conociendo al momento las anomalías. Además, la puesta en marcha de la telemedición, contribuirá a disminuir los costos de mantenimiento y operación del sistema, gracias a la utilización de tecnológica nacional, accesible en el mercado local mendocino.

Prensa Irrigación

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »