En caso de una intoxicación por su consumo se debe acudir inmediatamente a los servicios médicos más próximos.

El Ministerio de Salud, y atento a distintas consultas que ha recibido en el Centro de Intoxicaciones, informa a la población que se debe tener presente que existe actualmente un número importante de hongos que son portadores de sustancias tóxicas más o menos potentes.

Producto de las repetidas lluvias y condición de humedad, poco habituales en nuestra Provincia, han generado un ambiente propicio para el desarrollo de diversos hongos superiores, raros de ver en nuestro suelo.

Si estos son ingeridos accidentalmente por niños o recolectados para su consumo, pueden surgir cuadros de intoxicación en ocasiones severos, ante esta situación Salud recomienda:

No permitir que los niños manipulen los hongos presentes en el jardín u otros lugares húmedos.

No cosechar, ni mucho menos consumir, hongos que no hayan sido identificados con total certeza.

No cosechar ejemplares que crezcan en zonas próximas a industrias o en suelos tratados con abonos químicos o plaguicidas. Los hongos poseen una gran capacidad de acumulación de los contaminantes ambientales que pueden ser tóxicos

No ingerir más de 250 g de hongos a la semana, los mismos  consumidos en grandes cantidades, aunque sean comestibles, son de difícil digestión por su alto contenido en fibra.

En caso de una intoxicación por el consumo de hongos, se debe acudir inmediatamente a los servicios médicos más próximos. Para poder aplicar el tratamiento más adecuado, es de suma importancia la identificación de ejemplar que ocasionó la intoxicación, por lo que debe acompañar a la consulta y anotar además la hora de la ingestión, el inicio y descripción de los primeros síntomas, que suelen aparecer en las primeras y son vómitos y diarrea.

Mitos y creencias populares falsas:

Cocinar los hongos con vinagre y sal elimina la toxicidad.

Los hongos tóxicos ennegrecen los ajos al cocinarlas o la plata de cucharas, anillos o monedas al contacto.

Si un hongo huele o sabe bien no es tóxico.

Los hongos que crecen en los prados donde pastan lo animales no son tóxicos.

Los hongos mordisqueadas por animales son comestibles para las personas.

Los hongos que crecen sobre la madera no son tóxicos.

Los hongos que cambian de color al corte o al contacto son tóxicas.

Prensa Salud

Compartir

Comentarios

me parece bien lo escrito en mitos y creencias, pero me gustaría saber que es realidad o hasta donde puede ser realidad

comentario

Responder a este comentario

lucianomarecos@hotmail.com

me pareceria interesante que pudieran explicitar cuales son los hongos venenosos, sus caracteristicas y como reconocerlos

Responder a este comentario
Escribir un comentario »