El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que en la negociación paritaria con los gremios docentes la contrapartida es la calidad educativa. Defendió el presentismo docente, considerando que es un pre requisito esencial de la calidad educativa. Destacó la voluntad de diálogo en la paritaria.

El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich,  afirmó hoy que en la negociación paritaria con los gremios docentes la contrapartida es la calidad educativa.

En la habitual conferencia de prensa matutina, en la Casa de Gobierno, Capitanich explicó que no se ha logrado arribar a un acuerdo con los gremios docentes en los temas que tienen que ver con el monto de cada una de las propuestas, que no era compatible con la capacidad de pago, no del estado nacional, porque no es el empleador y subrayó que la estrategia del estado nacional tiene que ver con ser responsable, racional.

 Dijo que no obstante esta es una oportunidad transcendente para debatir en profundidad la problemática educativa, pues si se asigna recursos es necesario tener una contrapartida, que es calidad educativa, la presencia activa de los trabajadores docentes en clase, de los alumnos, con metodologías activas.

Ratificó que se ha dictado la conciliación obligatoria, pero puso de relieve que existe voluntad de diálogo.

Para profundizar el proceso de diálogo, -agregó- la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en su mensaje ante la Asamblea Legislativa el sábado pasado ha formulado una serie de cuestiones claras, elocuentes, dijo.  Entre ellas instó a la búsqueda de consenso respecto de como asignar bien los recursos para propiciar calidad educativa.

Recordó luego que la discusión paritaria se da en el marco de la ley Nro. 26075 de financiación educativa y puso de relieve que es de 6 puntos del Producto Bruto Interno (PBI), que duplicó la que se venía invirtiendo en los 90.

Pero, además, dijo que no solo se alcanzó esa meta, sino que se la superó llegando al 6,47 por ciento, estimativamente. Asimismo si se toman las estrategias de inclusión social educativa, la inversión en educación, en ciencia y tecnología, la Asignación Universal por Hijo, el Programa Progresar, la entrega de netbook, libros, etc.,  la inversión educativa asciende a nueve puntos del PBI.

Sostuvo seguidamente que ese esfuerzo extraordinario también tiene que ver con el mejoramiento salarial, ya que tomando el peor índice opositor se admite que la recuperación del poder de compra del salario de los docentes del 2003 a la fecha mejoró un 73%.

Aclaró luego que la paritaria nacional  discute el umbral mínimo, el salario testigo, inicial, el cual excluye el 98%  de los docentes y, además,  reiteró que el estado nacional no es empleador; lo son los  estados provinciales.  

Capitanich precisó que el sistema educativo argentino abarca aproximadamente 13 millones de alumnos, casi un millón de docentes, 1,5 millones de cargos, pues los trabajadores docentes tienen más de un cargo, en promedio más del 50% tiene un ingreso adicional y por lo tanto  cada jurisdicción tiene una modalidad de negociación distinta.

El salario testigo, el que fija el umbral mínimo, que es el que se discute en paritarias involucra a ocho provincias y al 2% de los docentes. Es decir que excluye al 98% de los docentes y a 16 jurisdicciones.

Respecto de la posición del Estado en la negociación paritaria, Capitanich dijo que se ha explorado desde una suma fija como puente para modificar los términos de la negociación paritaria hasta la modalidad porcentual, con extensión hasta junio de 2015. La oferta salarial del Poder Ejecutivo en la negociación pasa por un incremento del 31% desde marzo hasta junio de 2015, con $3000 en tres cuotas de mil pesos del fondo por presentismo. Equivale inicialmente al 12% en marzo y 5 y 5% entre agosto-noviembre con dos cuotas por mil pesos en junio, otra de mil pesos en diciembre y otra en junio y el 9% en marzo de 2015, en virtud de las condiciones macroeconómicas.

Sobre el presentismo docente, objetado por los gremios del sector,  Capitanich consideró que es un pre requisito esencial de calidad educativa. Es la presencia en clases tanto de alumnos como trabajadores docente, y destacó la importancia de la cercanía y el vínculo afectivo con el alumno. Mantener ese vínculo afectivo y pedagógico nos permitirá construir metas de calidad educativa, destacó el Jefe de Gabinete.

Puso de relieve, además, el esfuerzo extraordinario que ha hecho el Estado, que exige no solo un sistema de incentivo claro sino de participación popular y, en tal sentido, dijo que es necesario que participen en los consejos escolares, tanto alumnos, docentes, padres y el Estado, de manera de tener esta perspectiva de continuidad pedagógica, y alcanzar la calidad educativa.

Por ello es necesario, dijo, un debate profundo y destacó que  antes el argumento eran las condiciones de trabajo y la insuficiencia de presupuesto; hoy el presupuesto es extraordinario. Tenemos recursos, netbook, libros, diez mil escuelas nuevas, o reparadas a nuevo, infraestructura y ello da lugar a debatir y aclaró que los gremios paritarios no se han mostrado cerrados a discutir.

Puso de relieve que la voluntad de dialogo existe entre las partes y agregó que hay que generar las condiciones a partir de esta conciliación obligatoria, destacando el hecho de que solo discutimos el salario básico del 2% de los docentes de ocho jurisdicciones; el  98% de los docentes están afuera de la discusión y también están fuera de la discusión 16 jurisdicciones provinciales.

El diálogo se desarrolla con voluntad, esfuerzo, creatividad en búsqueda de un camino que conduzca al consenso, que permita garantizar la defensa de escuela pública y popular, que  se defiende  asignando recursos, dijo.

Agregó en tal sentido que  cuando se toma el Fondo de compensación salarial, mas el Fondo nacional de incentivo docente se ve que el Estado invierte $4800 millones por año a este nivel de asignación complementaria que podría llegar a $6 mil millones; es decir que no solo se asigna  el 9% del PBI sino el esfuerzo extraordinariamente importante para mejorar la calidad de clases.

Capitanich destacó que en las  negociaciones paritarias todas las reuniones han sido  amables y en el marco búsqueda de consenso y agradeció a los  gremios paritarios esta voluntad de diálogo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »