El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aclaró hoy que es "inviable desde el punto de vista jurídico" hacer una consulta popular sobre la reforma del Código Penal. Y pidió, entonces, no hacer "oportunismo político".

Durante su conferencia de prensa en Casa Rosada, el jefe de ministros criticó que el “desde usinas opositoras, más precisamente desde el Frente Renovador, y quien lidera el espacio” hayan “pergeñado estrategias comunicacionales” para instalar una polémica sobre la modificación del Código Penal.

“Quien tenga observaciones para formular por su puesto lo podrá hacer” pero “lo que no se puede hacer es el oportunismo político”, enfatizó Capitanich, quien consideró que con estas acciones partidarias pretenden “acumular agua para su molino”.

Ha surgido una polémica muy marcada, en los últimos días, respecto de la reforma del Código Penal”, reconoció Capitanich, para luego explicar que lo cuestionado “es un anteproyecto de una comisión conformada por especialistas con un carácter plural e idoneidad, que luego debe ser remitido al Congreso como proyecto de ley”.

En esa línea, el funcionario aclaró que este cambio “se inscribe en un conjunto de iniciativas legislativas muy profundas”. Enumeró, entonces, que “estamos próximos a un digesto para simplificar normas”, “tenemos en discusión la reforma del Código Civil y Comercial (con media sanción de Senado), estamos próximos a debatir seguramente este Código Penal y el de procedimiento penal, de carácter federal”, y “también vamos a impulsar la Ley Orgánica del Servicio Penitenciario para desmilitarizar su contenido”; además de tratar el Contencioso Administrativo.

Capitanich subrayó que “cuando el líder del Frente Renovador dice que va a propiciar una consulta popular él debe saber que la ley 25.432, sancionada en 2001, precisamente, es quien regula lo vigente en el artículo 39 de la Constitución Nacional”. “Sorprende la supina ignorancia”, manifestó.

Precisó que “la consulta popular no se puede aplicar para tratados internacionales, tributos, presupuesto y materia penal. Por lo tanto cuando dice que va a someter a una consulta está mintiendo porque es inviable desde el punto de vista jurídico”.

Y criticó, además, que “cuando habla de prisión preventiva y excarcelaciones sabe que es de forma y corresponde a la provincia, o en el caso federal”. “No puede confundir, máxime teniendo en cuenta su título de abogado, el código de fondo con los de forma, que tienen que ver con los procedimientos”, sostuvo Capitanich.

El jefe de Gabinete comprendió, entonces, que estos dichos “ofenden a la calidad profesional” de quienes trabajaron en el proyecto. Y consideró que plantear una consulta popular y confundir la materia de fondo con la de forma “son dos cuestiones groseras que para un legislador que, finalmente, debe jurar por la Constitución Nacional y conocerla no la puede violar tan groseramente en sus declaraciones”. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »