El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, indicó al cabo de la reunión con los cinco gremios docentes, en el marco de la paritaria nacional, que el gobierno nacional "no logró hasta el momento" llegar a una acuerdo salarial y, por lo tanto, el Ministerio de Trabajo dictará la conciliación obligatoria.

Capitanich formuló declaraciones al término de la reunión paritaria realizada durante la mañana en el Ministerio de Educación, en la que participaron representantes de los cinco gremios docentes, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, participaron de la tercera reunión por negociaciones salariales docentes.

Como al concluir el encuentro, los docentes aseguraron que "no hubo acuerdo" y ratificaron un paro de actividades por 48 horas para mañana y el jueves, el jefe de Gabinete aseguró que el Ministerio de Trabajo de la Nación será el encargado de dictar en las próximas horas la conciliación obligatoria que permitiría el inicio de clases en la mayoría de los distritos. Y que hacia adelante ésta será una herramienta para garantizar fórmulas de consenso mediante el diálogo.

En declaraciones posteriores a la prensa, el ministro de Trabajo aclaró que la conciliación obligatoria debe ser acatada por los cinco gremios porque es una ley, que esperan una respuesta afirmativa y que a partir de ahí será fijada la fecha para próxima reunión.  A lo que Alberto Sileoni agregó que no hubo fracaso en la negociación, ya que "ambas partes manifestamos vocación para seguir discutiendo".

El ministro de Educación dijo que si mañana no empiezan las clases en dos tercios del país es porque en la mayoría de las jurisdicciones en que hubo acuerdo salarial (16 de 24) anunciaron que se plegarán solidariamente a una medida de fuerza nacional.

Explicó Capitaniche en su exposición que "hemos analizado desde un porcentaje o sistema de suma fija puente hasta redefinir el plazo de la negociaciones salariales por año, hemos explorado todas las opciones y alternativas con un esfuerzo sin precedentes".
    
El funcionario detalló que la "primera propuesta", que fue rechazada por los gremios docentes, incluía un "equivalente al 22 por ciento distribuido en tres cuotas; en el mes de marzo el 12 por ciento, 5 por ciento en agosto y 5 por ciento en noviembre y con 2.000 pesos de un fondo de presentismo (en dos cuotas), atento a una problemática existente en la República Argentina vinculada con el tema de asistencia a clases".
    
Capitanich precisó que esta propuesta fue rechazada porque los gremios exigían "extremos muy amplios" que iban desde "un 42 hasta un 60 (por ciento de aumento), algo absolutamente inviable desde el punto de vista fiscal y financiero".
    
Luego hicimos una propuesta alternativa "que es extender las negociaciones hasta junio de 2015, generando no solamente 2.000 pesos por año (por presentismo) sino 1.000 pesos más".
   
De esta forma se alcanzarían los "3.000 pesos", agregando un "9 por ciento más (de incremento salarial) a marzo, para llegar casi al 31 por ciento".
    
Así, explicó, "planteamos una negociación que iría de marzo de 2014 hasta junio de 2015, alcanzando un 31 por ciento llegando a 3.000 pesos por un período de tiempo determinado".

El jefe de ministros detalló: "Tenemos que garantizar un umbral minimo, es decir, representa un salario testigo aunque la denominación se refiere al salario inicial. Tenemos más 900 mil trabajadores docentes y más de un millón de cargos. Estamos hablando del salario del 2% de los trabajadores. No es uniforme ni equivalente la comparación de cada jurisdicción", precisó.

Asimismo, Capitanich aseguró: "Nunca hubo una inversión en educación como en estos años. Quiero ratificar que aquí estamos hablando de un umbral mínimo, de un 2% de los docentes y de 8 de las 24 jurisdicciones".

"Hemos explorado todas las alternativas posibles, pero no hemos podido llegar a un acuerdo que exprese el entendimiento de las partes", consideró el funcionario.

Reconoció asimismo "la voluntad de diálogo de los gremios docentes" durante las tres reuniones por paritarias nacionales en las que finalmente no hubo un acuerdo salarial.

Mencionó la inversión del gobierno nacional en Salud y Educación, y en tal sentido puso de relieve el plan vacunatorio oficial y la inversión en libros y computadoras para los alumnos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »