En la paritaria docente, que pasó a cuarto intermedio hasta el próximo lunes, lo positivo es que hay voluntad de diálogo, dijo hoy el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Dijo que es necesario establecer una correlación entre la inversión y la necesidad de garantizar la continuidad de días de clase.

El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que existe voluntad de diálogo entre las partes, eso es lo positivo, al ser consultado esta mañana sobre la paritaria docente que se reanudará el próximo lunes.

“Observamos la voluntad de las partes de continuar el diálogo, esta es una decisión positiva”, dijo y agregó que los gremios docentes  desistieron de la implementación de medidas de fuerza, han mantenido la suspensión del paro y ello, dijo, es una buena instancia para profundizar el diálogo”.

En la habitual conferencia de prensa, en la Casa de Gobierno, consultado sobre la extensión de la reunión paritaria docente ayer, de cinco horas,  Capitanich explicó que hay múltiples razones y factores que inciden.

Dejó en claro que la paritaria se celebra en virtud del artículo 10 de la ley 26075 de Financiamiento Educativo, que establece que se debe fijar el salario inicial del maestro.

El Estado nacional no es empleador, sino que fija las condiciones a partir de estas paritarias para el establecimiento del salario inicial, lo cual implica que después que cada gobierno provincial pueda tener su estrategia de negociación con sus respectivos gremios docentes. Además hay que tener en cuenta que la composición del salario docente tiene múltiples indicadores y no es homogéneo en cada administración provincial.

Sobre la reunión paritaria de ayer, de la que participó Capitanich y los ministros de Educación,Alberto Sileoni, y de Trabajo Carlos Tomada, dijo que se trata de una negociación compleja y precisó que no existen coincidencias respecto de los parámetros de negociación.

Al respecto explicó que el gobierno considera que es necesario establecer una correlación directa entre el esfuerzo de inversión social educativa realizada por aportes del gobierno, las múltiples iniciativas legislativas para fortalecer la educación pública y popular en la Argentina, con la necesidad de garantizar la continuidad de días de clase, para el fortalecimiento pedagógico y de la calidad educativa.

Aseguró que ese es el gran desafío respecto de la política educativa para los próximos años y entre otras acciones reivindicó los 67 millones de libros otorgados a las escuelas, -que han convertido al estado como principal impulsor de la industria editorial- ; además se ha garantizado la inclusión social educativa con la Asignación Universal por Hijo, el Plan Progresar para jóvenes, más de 3,8 millones de netbook entregadas, que serán cerca de 4,8 millones en los próximos años. También se debe registrar  el incremento de la participación relativa de la educación en los presupuestos provinciales.

Todo ello exige una discusión muy profunda, de cómo generar las condiciones de continuidad de la acción pedagógica y el cumplimiento de metas asociadas a la calidad educativa, agregó Capitanich.

Por ello se da un debate profundo, reflexivo; celebramos que así sea, dijo el jefe de Gabinete y observó que  de la intensidad del dialogo se podrá construir una propuesta de carácter superadora.

Capitanich dijo finalmente, respecto de la discusión paritaria docente, que el núcleo del debate de ayer estuvo relacionada a esto, es decir a la cantidad invertida y a los resultados y destacó que lo positivo es que existe voluntad de diálogo entre las partes.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »