En el día de hoy, 7 de marzo de 2020, se convocaron más de 300 productores y obreros de la viña, para reclamar por el estado de quebranto en que se encuentran fruto de la falta de rentabilidad sostenida y el abandono de fincas que generan pobreza y desocupación en nuestros oasis productivos.

Sometidos a abusos de posición dominante, con abusos en los precios que se pagan y los plazos en los que  se hacen dichos pagos, y considerando que el precio que se está pagando al productor está por debajo de los costos de producción, denunciamos que ni siquiera una cosecha escasa como la que se viene dando, ha significado un recupero en los precios que nos permita generar al menos una mínima rentabilidad. De esta manera es imposible seguir. Y menos con la presión tributaria que tenemos y aumento de costos constantes .

Por otro lado reclamamos participación real en la toma de decisiones respecto a la política pública vitivinícola. Algo que erróneamente ha venido asumiendo la corporación vitivinícola argentina, creyendo tener un rol gremial que no le corresponde por ley, además de fallar en la consecución de todos los objetivos del plan 2020. Es hora de reparar la democrática institucionalidad de nuestra amada industria y generar instancias de trabajo en donde todos los sectores tengan verdadera voz. Principalmente desde nuestra perspectiva de pequeños y medianos productores y elaboradores  reclamamos un rol protagónico en el diseño de futuros lineamientos, para lograr una justa distribución en la cadena vitivinícola.

Esperamos que todos estén a la altura de las circunstancias y entendamos que perder hectáreas año tras aña, solo trae pobreza y desocupación a nuestra querida Provincia.
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »