Como consecuencia de las altas temperaturas, se registraron esa cantidad de víctimas fatales al tiempo que entre ellos hay una beba. Detalles del estremecedor caso.

Al menos siete personas murieron, entre ellas una bebé, como consecuencia de la ola de calor que afecta a

Japón

desde el viernes, con temperaturas que bordean los 40 grados en distintas áreas del archipiélago.

Una bebé de 11 meses llegó muerta a un hospital de la ciudad de Toyama, en el centro de

Japón

, después de haber permanecido por cerca de cuatro horas atada con el cinturón de seguridad del vehículo cuando la temperatura rondaba los 32 grados, según la agencia ANSA.

La gente sufre las temperaturas extremas.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »