El Gobierno intensificó las acciones tendientes a aliviar la situación de vecinos y productores del Litoral y el NOA afectados por las inundaciones a través de la labor de los diferentes organismos del Estado, mientras que pondrá en marcha nuevos mecanismos de asistencia para las zonas más comprometidas.

Este jueves, el presidente Mauricio Macri encabezará en la Casa Rosada una reunión de seguimiento del Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos (SINAGIR) que coordina toda la colaboración que la Nación le presta a las provincias en situación de emergencia.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación analizaron el estado de situación y la continuidad de los dispositivos de ayuda por parte de todas las áreas y dependencias que integran el SINAGIR.

El Gobierno declaró el Estado de Emergencia Hídrica por el lapso de 180 días para las provincias afectadas, por el cual establece la intervención de los ministerios del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Hacienda, Salud y Desarrollo Social y Producción y Trabajo, y de organismos como la AFIP y el Banco Nación.

La Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios se reunió para analizar la situación de las distintas provincias castigadas por el exceso de agua y agilizar los planes de asistencia a los productores damnificados.

Esta cartera mantuvo reuniones y un contacto permanente en el transcurso de las últimas semanas con autoridades provinciales y entidades que nuclean al sector agropecuario.

La Nación tiene en ejecución, en todo el país, un total de 86 obras para el control de las inundaciones, de las cuales 18 se encuentran en pleno desarrollo en las provincias del Litoral, y hay otras ya concluidas que fueron hechas para la protección de los cascos urbanos.

Bajo la coordinación del SINAGIR, efectivos del Ejército, Gendarmería, Prefectura Naval y la Policía Federal continúan desplegadas en las zonas más castigadas de Entre Ríos, Corrientes, Chaco y Santa Fe para colaborar con las fuerzas locales en la asistencia de las familias damnificadas, el traslado de evacuados y la distribución de suministros.

En tanto que el Ministerio de Salud y Desarrollo Social envió partidas de alimentos, recursos sanitarios y elementos de primera necesidad para que sean repartidos entre las familias más afectadas.

Las condiciones climatológicas facilitaron en las últimas horas el regreso a sus viviendas de personas evacuadas cuyo número esta mañana era de unos 3000 pobladores, de acuerdo con los reportes que recibió el SINAGIR.

La Secretaría de Protección Civil también realiza un seguimiento de la situación en Córdoba, donde ayer se registraron fuertes lluvias que generaron anegamientos, sobre todo en las localidades de Leones y Justiniano Posse, en el este de la provincia.

Por otra parte, el Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF) movilizó brigadistas y medios aéreos para ayudar a las fuerzas locales de Buenos Aires, Chubut, Neuquén, Río Negro, Mendoza y Catamarca a contener diversos incendios forestales que se originaron en los últimos días.

Dos cuadrillas de la brigada nacional equipadas con autobombas forestales y con la ayuda de dos aviones hidrantes y un helicóptero siguen combatiendo en Chubut el fuego que compromete desde el último lunes una zona de pastizales entre las localidades de Esquel y Trevelin.

A causa de un foco que se desató ayer en una zona de sierras entre las ciudades bonaerenses de Tornquist y Coronel Pringles, el SNMF mantiene en apresto dos aviones hidrantes y un observador, mientras que continúa activo otro foco detectado en la capital de Catamarca, cerca de la ruta provincial 4, donde trabajan brigadistas y un vehículo autobomba del SNMF.

En tanto, dos aviones hidrantes y un observador ayudaron a controlar el fuego declarado en el departamento mendocino de General Alvear.

El SNMF también despachó medios aéreos para combatir dos incendios originados el último fin de semana en la ciudad rionegrina de Bariloche que se encuentran en guardia de cenizas.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »