Así lo determinó el juez federal Julián Ercolini y también corre para quienes colocaron un artefacto en el Cementerio de la Recoleta. En total son doce los procesados.

El juez federal Julián Ercolini procesó este miércoles con prisión preventiva a los detenidos por colocar explosivos en la casa del juez federal Claudio Bonadio y en el cementerio de la Recoleta, informaron fuentes judiciales.

 

El magistrado encontró a los acusados responsables de los delitos de Intimidación pública, tenencia de explosivos y materiales para su fabricación. También los encuadra en el artículo 213 bis del Código Penal que refiere a la asociación ilícita. 

Después de analizar una gran cantidad de fotografías, de peritar teléfonos celulares y el informe que confirma que los explosivos tienen similitudes en su armado y materiales, el juez sindicó que tanto el hombre que puso en la casa de Bonadio, identificado como Marco Viola, como los que pusieron el artefacto en el Cementerio, Anahí Esperanza Salcedo y Hugo Alberto Rodríguez, tenían algún tipo de conexión.

Lo mismo para el resto de las nueves personas detenidas en distintos allanamientos realizados en la Capital Federal luego de la explosión en Recoleta y del fallido intento de atentar contra la propiedad de Bonadio en Belgrano

.

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »