A menos de una semana de la granizada que afectó el 50% de los cultivos, el Estado provincial aceleró las acciones para superar la crisis agrícola departamental.

Tal como el pasado lunes se comprometieron los funcionarios provinciales en su visita al departamento de General Alvear, el Gobierno de Mendoza declaró el estado de emergencia agropecuario. Lo hizo mediante el Decreto 1955/18, que da cumplimiento a la nueva Ley 9083 de Emergencia Agropecuaria.

A principios de semana, el subsecretario de Agricultura y Ganadería junto al jefe de Gabinete, a cargo de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC), Alfredo Aciar, y el titular del Iscamen, Alejandro Molero, visitaron el departamento sureño para recorrer la zona afectada. Se reunieron con el intendente Waltker Marcolini, concejales, miembros de la Cámara de Industria y Comercio y productores afectados por la tormenta granicera que se llevó cerca del 50% de la producción en una amplia zona del departamento.

La primera medida que se tomó fue abrir el registro de inscripción para que los productores afectados realicen la correspondiente denuncia por daños para que rápidamente los peritos tasadores comiencen el relevamiento y la constatación del porcentaje de pérdida.

A partir del momento en que el damnificado reciba la certificación emitida por la DACC, podrá acceder a los beneficios que otorga la ley para los casos de emergencia o desastre agropecuario, según corresponda. Consisten en la prórroga o suspensión del pago del canon de riego superficial y subterráneo, del Impuesto Inmobiliario y de cuotas crediticias con entidades financieras estatales: Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) y Mendoza Fiduciaria. Además, descuentos en la factura de energía por riego agrícola y el acceso a líneas de créditos especiales.    

El plan de contingencia que el Gobierno provincial puso en marcha incluyó además la entrega de productos agroquímicos para curar las plantas dañadas y la suspensión de los cortes de agua para riego por deudas con Irrigación.

Los datos preliminares de la DACC dan cuenta de que la piedra afectó 6.000 hectáreas productivas (46% del departamento), 1.096 propiedades (48%) y 910 productores (59%), de los cuales 596 están adheridos al Seguro Agrícola. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »