Miércoles 24 de Febrero de 2021

Hoy es Miércoles 24 de Febrero de 2021 y son las 16:46 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 30.4º
  • Mayormente soleado

30.4°

El clima en Mendoza

INTERNACIONALES

30 de septiembre de 2018

Las muertes por el tsunami en Indonesia ascienden a 832

"El número de fallecidos seguirá aumentando” anunció el portavoz de la agencia de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho con inmenso dolor. Mirá las terribles imágenes.

El balance de fallecidos en el sísmo y el tsunami que golpearon el viernes la isla indonesia de Célebes ascendió a al menos 832 personas este domingo, después de que los servicios de rescate encontraran a nuevas víctimas entre los escombros de la ciudad devastada de Palu. 

"A mediodía (local) de hoy hay 832 muertos”, anunció el portavoz de la agencia de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho, la mañana de este domingo. El nuevo balance duplica casi el anterior, de 420 muertos. 

"El número de fallecidos seguirá aumentando”, señaló el responsable. “Hoy comenzarán los entierros masivos de las víctimas, para evitar que se propaguen enfermedades”, añadió. 

"Es muy duro", contó Risa Kusuma, una madre de 35 años que mecía a su niño febril en un centro para refugiados de Palu. “La ambulancia trae nuevos cadáveres cada minuto, no hay mucha agua y se saquean las tiendas en todas partes”

La mayoría de las víctimas se registraron en Palu, una ciudad de 350 mil habitantes en la costa occidental de la isla de Célebes, según la agencia de gestión de desastres. Pero pero las autoridades y las ONGs se preocupan también por la situación en la región de Donggala, más al norte. 

El director del programa de Save The Children, Tom Howells, señaló que la cuestión del acceso a las zonas afectadas es un “gran problema” que dificulta los rescates. 

"Las organizaciones de ayuda y las autoridades locales se esfuerzan por alcanzar varias comunidades alrededor de Donggala, donde se prevé que habrá grandes daños materiales y posibles pérdidas de vidas humanas a gran escala", explicó Howells. 

Los hospitales no daban abasto con la llegada de víctimas y muchos heridos tenían que ser atendidos al aire libre. Algunos establecimientos quedaron además deteriorados a raíz del seísmo. 

Aviones cargados de material y de comida aterrizaron en el aeropuerto de la ciudad. 

"Solo tengo un hijo y está desaparecido", dijo un residente de Palu de 52 años, parado sobre un piso cubierto de sangre. "Hablé con él por última vez antes de que se fuera a la escuela por la mañana"

La agencia de gestión de desastres estimó que había 71 extranjeros en Palu cuando se produjo en terremoto, y la mayoría están a salvo. Los socorristas buscaban supervivientes entre los escombros de un hotel, que podía albergar a un máximo de 150 personas, y un centro comercial que se derrumbó con el sismo. 

"Hemos logrado sacar a una mujer viva del hotel Roa-Roa la noche pasada", indicó Muhamad Syaugi, el jefe de los servicios de emergencia. “Y hemos oído a gente que pedía ayuda”

El presidente indonesio, Joko Widodo, llegó el domingo por la mañana a Palu. “Les pido (...) que se preparen para trabajar día y noche y proceder a la evacuación”, dijo ante las tropas desplegadas en la zona para ayudar en la búsqueda de supervivientes. 

El sismo de magnitud 7,5 que sacudió la isla de Célebes, justo antes del viernes, y la posterior ola de 1,5 metros que rompió contra la costa dejaron en Palu coches destrozados, edificios en ruinas, árboles arrancados y postes eléctricos caídos.

Encontrar comida y refugio

Muchos habitantes de la ciudad durmieron en campos de fútbol o en refugios improvisados, construidos con bambú, por temor a las réplicas del terremoto. 

Tras la catástrofe, la gente buscaba sobre todo comida y un lugar donde cobijarse. Numerosas personas formaban largas filas de espera para obtener agua potable o fideos instantáneos. 

El terremoto fue más potente que los temblores que dejaron más de 500 muertos y unos 1.500 heridos en la isla indonesia de Lombok en agosto. 

 

Indonesia, un archipiélago de 17 mil islas e islotes que se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, es uno de los países del mundo más propensos a sufrir desastres naturales. 

 

El 26 de diciembre de 2004, Indonesia sufrió una serie de devastadores terremotos, uno de ellos de magnitud 9,1 en la isla de Sumatra. Ese temblor provocó un gran tsunami que causó la muerte de 220 mil personas en la región, 168 mil de ellas en Indonesia. 

 

En 2006, casi 6.000 personas fallecieron en un violento sismo que golpeó la isla de Java. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!