Por segunda vez en quince días, los combustibles líquidos volvieron a ajustar sus valores en todas las estaciones de servicio del país.

En este caso, el ajuste fue algo menor: apenas un promedio del 1% frente al 4,5% promedio de la vez pasada. La estatal YPF, con una participación del 55% del mercado, aplicó un nuevo incremento de 0,8% para las nafta súper y el gasoil y de 0,9% en el caso de la nafta y el gasoil premium, luego de que el gobierno autorizara un aumento del 5% en los valores de los biocombustibles.

 

Ese aumento en los costos fue trasladado por la petrolera al precio de sus productos. A partir de esta nueva suba la segunda en el mes, el precio del litro de nafta súper en las estaciones de servicio pasó de $29,37 a $29,60 y en el caso de la nafta premium, pasó de $35,37 a $35,65. Para el gasoil, el precio pasó de $25,71 a $25,94 y para el gasoil premium, de $30,91 a $31,19.

Con esta modificación, la súper subió en lo que va del año un 29%, y los combustibles premium acumulan 35%.
 

Se vienen más

Con este nuevo incremento, el décimo en lo que va del año, las petroleras adaptaron sus precios al nuevo valor del bioetanol, uno de los componentes de las naftas. Sin embargo, desde las empresas y las estaciones aseguran que todavía quedan ajustes de precios por hacer.

Las compañías, que habían establecido un acuerdo con el gobierno en abril pero fue anulado a principios de junio, estimaban hasta el mes pasado realizar alzas del 3% mensual de aquí a fin de año para terminar de trasladar el costo de la devaluación hacia los surtidores. Sin embargo, la suba de agosto fue del 5% promedio.

Sucede que la divisa norteamericana continúa aumentando frente al peso, elevando los costos de las naftas. Por ese motivo, las petroleras ya ajustaron el porcentaje y hablan de un 5% mensual al menos hasta diciembre.

Cabe recordar que la semana pasada, desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos aseguraron que "siempre el aumento lo dispone la compañía petrolera, no la estación de servicio. Nosotros calculamos que todavía existía un margen de un 10%, antes de este nuevo aumento del dólar, que sin duda genera un poco más de presión en el precio", precisó Carlos Gold, titular de la entidad.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »