El número marcó una cifra récord en los últimos 24 meses y llevó al acumulado de 2018 hasta 16 por ciento.

Por Florencia Golender 
@flopa01 

Se esperaba el Índice de Precios al Consumidor de junio para dimensionar qué expectativa tener del segundo semestre en términos de poder adquisitivo. El promedio de inflación que publicó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) fue del 3,7% y es el nivel más alto en dos años.

 

De enero a junio acumula 16%, arriba de la meta oficial anual (15%) y lejos de lo que aumentaron los salarios. Según analizaron diversos economistas para Crónica, todavía “falta” para ver las consecuencias de una devaluación cercana al 50%. Debajo de lo estimado por consultoras privadas, que calculaban un 4%, el Indec arrojó un número igualmente preocupante para el bolsillo de los trabajadores.

En los últimos 12 meses el avance fue del 29,5% mientras que el primer semestre cerró con un alza del 16% y la inflación núcleo (base que permite conocer a mediano plazo la tendencia general de los precios) se ubicó en el 4,1%. El resultado de junio es el más alto en dos años, considerando que en mayo de 2016 se había ubicado en el 4,2%.

Son, en otro plano de análisis, los peores 31 meses desde la salida de la hiperinflación a principios de la década del ’90. “En junio tenés el efecto del gran salto del dólar, pero es difícil pensar que la inflación no va a seguir un ritmo ascendente. El año va a terminar arriba del 35%. Y no podemos descartar que el dólar tenga otro recorrido abrupto”, explicó el economista Miguel Angel Boggiano, director de Carta Financiera.

Por su parte, Agustín D’Atellis, director de Ágora Consultores, aseguró a este diario que “en los próximos meses los precios sin duda van a seguir con índices altos por encima del 3% porque hay una combinación de alza de costos (a raíz del incremento de los servicios y combustibles) con la devaluación”.

Presión alcista
“La disparada del dólar aún no se trasladó del todo a precios ya que ese fenómeno no es inmediato. La presión alcista está latente”, aseguró D’Atellis. Ambos economistas, de diferentes vertientes, resaltaron que el gobierno lejos está aún de estabilizar el mercado cambiario.

“No sólo no se terminó de trasladar a precios la devaluación sino que probablemente en algunos días volvamos a tener tensiones respecto a la moneda ya que el mercado sabe que hoy hay un déficit de cuenta corriente imposible de financiar”, analizó D’Atellis en términos de confianza.

Y agregó: “Si el mercado cambiario vuelve a tomar una dinámica de dólar más fuerte, podemos tener registros de inflación más altos del 3% todavía”. Boggiano coincidió en la mirada global. “Muchas de las cosas que pasan con los países emergentes tienen que ver con el contexto internacional -subrayó-. En la actualidad el Banco Central de los Estados Unidos continúa quitando liquidez a una velocidad cada vez más alta y programada y planea, en la segunda mitad del año, sacar de circulación 270.000 millones de dólares. Eso es un problema para los emergentes que necesitan dólares”.

“La escasez de dólares en el mundo se va a intensificar, eso va a hacer que el dólar se fortalezca en otros países y por supuesto en Argentina, donde va a continuar la presión inflacionaria”, afirmó el titular de Carta Financiera.

Por rubro
Se destaca el alza del rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas del 5,2%, que llega al 17,3% en los primeros seis meses del año. También, los transportes, con una fuerte alza del 5,9% por el ajuste en el boleto mínimo de colectivos y trenes. En tanto, Salud experimentó un incremento del 4,3% por la autorización oficial de subir las cuotas de prepagas.

El de Equipamiento y Mantenimiento del Hogar arrojó un 4%. Por otro lado, los precios mayoristas crecieron 6,5% en junio y acumulan 30,3% en los primeros seis meses del año. De esta manera, el Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) registra un aumento del 44,1% en los últimos doce meses.

 

“Este registro suele anticipar la inflación minorista. Si mirás la mayorista de los últimos meses, (7,5% en mayo, por ejemplo), adelanta lo que va a venir en términos de precios minoristas”, indicó D’Atellis.

En la ciudad
Al mismo tiempo que el Indec, la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad dio a conocer su inflación de junio. El sexto mes del año la variación trepó también a 3,7% y acumuló en el primer semestre un incremento del 16,4%, en línea con el indicador nacional. En términos interanuales, el índice de precios al consumidor en la ciudad se aceleró hasta 29,8%, 2,6 puntos porcentuales por encima del mes anterior.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »