Martes 4 de Agosto de 2020

Hoy es Martes 4 de Agosto de 2020 y son las 13:58 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 19.3º
  • Soleado con bruma

19.3°

El clima en Mendoza

SOCIEDAD

15 de junio de 2018

Decidió no embarcar y salvó su vida

Félix Segovia trabajaba en el "Rigel" pero rechazó el viaje para ir a ver su hijo. "Estaba en mal estado" aseguró. 

Cuando se enteró por Whatsapp de la desaparición del pesquero "Rigel" el corazón le dio un vuelco: no sólo conocía a la tripulación, sino que él mismo podría haber estado con ellos. Félix Segovia es marinero y en los dos últimos meses trabajó en el pesquero en dos oportunidades. "Estaba en mal estado", asegura y explica por qué no viajó: quería ir a ver a su hijo que vive en Jujuy.

Mientras continúan las tareas de búsqueda en el área de desaparición -cerca de Rawson- Segovia, de treinta años, cuenta su experiencia. "El barco estaba en mal estado, sobre todo en el tema de las máquinas, la electricidad. Se apagaba el generador y quedábamos a oscuras. Se nos legó a apagar el motor dos veces y quedamos al garete (sin control), entonces bajaba el maquinista y trataba de encenderlo rápido", relata en diálogo con el diario marplatense La Capital y asegura que el capitán Salvador "Toti" Taliercio le había indicado que iban a arreglar el motor antes del último viaje. "Pero se fueron sin probarlo, sólo dieron una vuelta por acá", advierte.

 

Su hipótesis

"Cuando se apaga el motor el barco se tira para una banda aunque salta automáticamente el piloto automático. Para mí es lo que pasó, se puso el barco de costado y una ola los dio vuelta. Los chicos quedaron adentro", sostiene el marinero. A pesar de asegurar que el barco no estaba en buen estado, Segovia sostiene que contenía todos los elementos de seguridad necesarios para un salvataje.

"Tenía los chalecos, los salvavidas circulares, las radiobalizas, la balsa, en las cuchetas estaban todos los elementos necesarios, pero acá el problema fue el motor", repite. "Con mal tiempo -describe- el barco sube y baja todo el tiempo y te descomponés. La única manera de que se te pase es acostándote. Ellos se acostaron todos, sólo Toti quedó en la timonera", aventura. "La única manera de salir es por la timonera, porque las puertas abren para afuera y no se pueden abrir por la presión del agua, y en la timonera se abren para adentro. Toti salió y es el único que encontraron. Tengo fe en que los chicos están ahí".

Los controles, antes de zarpar, corren por cuenta de Prefectura. "No los tendrían que haber dejado ir porque sabían que el barco es viejo", dice Segovia con dolor. Ése dolor por la pérdida y al mismo tiempo, por haberse sentido tan cerca de la muerte. "Estás allá -dice sin dejar de mirar el mar- y estás en las manos de Dios. Puede estar soleado pero cambia el viento y todo puede suceder", reflexiona. Y la desaparición del pesquero no hace más que darle la razón.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »