El partido amistoso debía jugarse el sábado en Jerusalén pero los dirigidos por Sampaoli pidieron suspenderlo tras los escraches que sufrieron durante un entrenamiento por parte de manifestantes palestinos.

El ministro israelí de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, acusó este miércoles a la Argentina de haber cedido a "los que predican el odio contra Israel" al suspender el partido de fútbol amistoso que debían disputar ambas selecciones en Jerusalén.

"Es lamentable que la élite del fútbol argentino no haya podido resistir a las presiones de los que predican el odio contra Israel y cuyo único objetivo es violar el derecho fundamental a defendernos y destruir Israel", afirmó Lieberman en un tuit.
 

חבל שאבירי הכדורגל מארגנטינה לא עמדו בלחץ המסיתים שונאי ישראל שמטרתם היחידה לפגוע בזכות הבסיסית שלנו להגנה עצמית ולהביא להשמדת ישראל. לא נכנע בפני חבורת אנטישמים תומכי טרור

— אביגדור ליברמן (@AvigdorLiberman)

6 de junio de 2018

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »