MUNDO  13 de mayo de 2018

Francisco convocó a obispos chilenos por los casos de abuso

El Papa invitó a su residencia las víctimas que sufrieron vejaciones por parte de curas en Chile y, ahora, se reunirá con las autoridades eclesiásticas de aquél país. 

Por Alicia Barrios
abarrios@cronica.com.ar

Será justicia. Francisco se puso en los zapatos del otro. Desde ese lugar, oyó a cada una de las víctimas de abusos sexuales de Chile. Las invitó a vivir esas jornadas en su Casa de Santa Marta. Tras esta experiencia y testimonio convocó a los obispos chilenos. Se reunirán en el Aula Paulo VI desde el martes hasta el jueves próximo.

Su Santidad, interpelado por las circunstancias y los desafíos extraordinarios que plantean los abusos de poder, sexuales y de conciencia, ocurridos en Chile a lo largo de las últimas décadas, consideró necesario examinar en profundidad sus causas y consecuencias, así como los mecanismos que han llevado en algunos casos a su encubrimiento y las graves omisiones hacia las víctimas.

Al Domus Roma no, la residencia del Clero en el Vaticano, comenzaron a llegar con sigilo, recogimiento, y en silencio, los integrantes de la jerarquía eclesiástica chilena. Francisco tiene el don de la autoridad que no es lo mismo que ser autoritario y es un jefe de estado al cual no le tiembla el pulso cuando toma decisiones antipáticas para quien las recibe.

Durante los encuentros el Papa compartirá sus conclusiones personales que son fruto del informe que le hicieron llegar sus enviados a Chile que son monseñor Charles Scicluna y el reverendo Jordi Bertomeu, completadas por los testimonios orales o escritos que él leyó u oyó personalmente de las víctimas. El objetivo de este largo proceso sinodal es discernir juntos, en la presencia de Dios, la responsabilidad de todos y cada uno en esas heridas devastadoras que quedaron abiertas.

El padre Jorge, no es quien es sin resultados: estudiará los cambios adecuados y duraderos que impidan la repetición de estos actos reprobables. Su objetivo es restaurar la confianza en la iglesia mediante pastores buenos que testimonien con su vida el haber conocido la voz del Buen Pastor, que sepan acompañar el sufrimiento de las víctimas y trabajar de manera decidida e incansable en la prevención de los abusos.

Francisco agradece, con esa humildad, que lo caracteriza, la buena disposición de sus hermanos obispos de ponerse a la escucha dócil del Espíritu Santo. Al tiempo que renovó su pedido al pueblo de Dios en Chile a continuar en estado de oración para que tenga lugar la conversión de todos. No está previsto que el papa Francisco haga ninguna declaración ni durante, ni después de las reuniones que se harán en estricta confidencialidad. Que Dios, en estos días difíciles, le dé fortaleza y lo lleve en la palma de la mano.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »