POLITICA   12 de marzo de 2018

Peña va al Congreso a medir la capacidad opositora

El oficialismo defenderá los proyectos nacidos del Mega DNU.

Desde este lunes entró en vigencia una resolución del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, que limita la cesión de pasajes aéreos que mensualmente se entregan a los legisladores y a los bloques. Con la nueva normativa, los diputados podrán inscribir en un registro hasta un máximo de ocho destinatarios de los tramos aéreos, con lo cual dejarán de ser innominados, como ocurría hasta el último fin de semana.

"A partir del 12 de marzo de 2018, la utilización de los tramos aéreos innominados otorgados a los/as señores/as diputados/as quedará limitado, salvo excepciones debidamente fundadas y previa autorización, a las personas previamente registradas en el Registro Único de Usuarios de Tramos Aéreos Innominados", detalló la resolución, que fue resistida por varios legisladores, que llegan a cambiar pasajes no utilizados por más de medio millón de pesos al año.

Mientras tanto, el jefe de gabinete, Marcos Peña, brindará el miércoles su primer informe de gestión del año al Congreso, trámite legislativo que permitirá medir la temperatura política en el interbloque oficialista y en los distintos espacios opositores.

Los niveles de la inflación, con el cambio de expectativa reconocido por el gobierno al otro día de la aprobación del Presupuesto 2018 en diciembre último, será uno de los ejes de las consultas y críticas que expondrán diputados de bancadas de la oposición. También lo harán sobre las proyecciones de crecimiento de la economía, la desocupación y el incremento de tarifas en los servicios públicos, además de los llamados casos de "gatillo fácil", centralizados en el de Luis Chocobar, el policía que mató al delincuente que acuchilló a un turista norteamericano en el barrio de La Boca, en diciembre pasado.

Mega DNU

Pero el termómetro que medirá la temperatura política y la posibilidad de confluencia opositora será la discusión sobre los proyectos de ley que contienen las disposiciones del mega Decreto de Necesidad y Urgencia 27/18 de Desburocratización del Estado.

Las posturas que vayan planteando desde el kirchnerismo, el Frente Renovador, pero sobre todo en el interbloque Argentina Federal, referenciado en los gobernadores justicialistas, permitirán una rápida lectura sobre cómo se plantarán los distintos espacios ante el tratamiento de los tres proyectos de ley.

El oficialismo buscará emitir dictamen esta semana para la iniciativa referida al Régimen de Simplificación y Desburocratización para el Desarrollo Productivo, que incluye la posibilidad de embargo para las cuentas sueldo de los trabajadores.

En el plenario de las Comisiones de Pequeñas y Medianas Empresas, de Finanzas y de Legislación General, el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, admitió que se trata de un tema polémico. Desde los bloques del Frente para la Victoria y del Frente Renovador partieron duros cuestionamientos para el embargo de las cuentas de los asalariados, anticipando su rechazo a la normativa, que, por otra parte, está vigente mientras el DNU no sea derogado por las dos cámaras del Congreso.

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »