SOCIEDAD  9 de enero de 2018

Bombera llegó en autobomba a su casamiento

Se casó con un policía y decidió llegar a la iglesia en medio del ruido de la sirena. El curioso hecho ocurrió en San Juan. 

No hubo carruajes tirados por caballo ni autos antiguos para movilizar a los novios. Tampoco tuvieron latas de gaseosas atadas al guardabarros para hacer ruido. Es que, musicalizados por las sirenas de los bomberos, se fueron de su casamiento en autobomba. Todo, para cumplir el sueño de la novia. Ellos son Emiliana Pavía, que es bombera voluntaria de San Juan, y Guillermo Arce, que es policía.

El flamante matrimonio dio el sí en la Basílica de Desamparados y fueron despedidos con aplausos por los familiares y allegados que se hicieron presentes en el lugar. La idea de la autobomba fue de Emiliana y sus compañeros del cuartel de Bomberos Voluntarios de la capital sanjuanina.

Es que ella fue una de las primeras mujeres bomberas de ese lugar. “Hace casi tres años que soy bombera voluntaria. Llegar a mi casamiento en autobombafue el sueño de mi vida, desde siempre”, dijo la novia, que sorprendió a muchos de los invitados al bajar, vestida de blanco, en la puerta de la Iglesia.

Es que ella arribó al casamiento en la autobomba y su novio la esperó en altar como ocurre en todas estas ceremonias. En ese momento, la sirena se mezcló con la marcha nupcial que se escuchaba desde la plaza de los Desamparados. Emiliana ama ser bombera y por eso, desde que empezó a organizar su boda pensó que algo de su trabajo debía ser parte del festejo.

“No podía estar de uniforme, ni traje de gala de bombero, porque soy la novia y soñaba también con entrar de blanco. Entonces con mis compañeros se nos ocurrió que nos movilizáramos en la autobomba”, dijo y contó que los demás bomberos fueron los que le pusieron enormes moños y cintas blancas al camión para decorarlo y que quedara a tono con el festejo.

Saludo final
Tras dar el sí, la pareja salió al atrio de la Basílica para saludar a los invitados. No faltó el arroz y la alegría de la pareja fue tal que no dudaron en posar para las fotos junto a la autobomba y con el casco amarillo. Los novios fueron hasta fotografiados por gente que pasaba por el lugar. Es que indefectiblemente la autobomba en la puerta de la iglesia llamó la atención de muchos.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »