El número estimado por la Confederación General del Trabajo está en sintonía con proyecciones realizadas por las consultoras privadas, que van entre 2,5 y 3 % para el último mes del año pasado. Además, el estudio arrojó que una familia compuesta por dos adultos y dos menores necesitó 16.547 pesos para no ser pobre.

El Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la Confederación General del Trabajo (CGT) difundió su informe de estadísticas que arrojó una inflación de 2,7 por ciento en diciembre último, por lo que la suba de precios registrada por la central obrera en todo 2017 trepó a 27,12 por ciento.

La inflación estimada por la CGT está a tono con las proyecciones realizadas hasta el momento por las consultoras privadas, que oscilan entre 2,5 y 3 por ciento para el último mes de 2017. Al estar entre estos porcentajes, se convertirá en uno de los meses más fuertes en términos de subas de precios de todo 2017 y se situará en el "top 4", junto con las de febrero (2,5%), marzo (2,4%) y abril (2,6%).

Sin embargo, en un año en el que impactaron subas de tarifas y combustible, aunque también alimentos y bebidas, entre otros, el año 2017 terminará para las consultoras privadas con una inflación total de entre 23,5% y 25%, similar a la de 2014, es decir que manejan dos o tres puntos porcentuales menos que el cálculo del observatorio de la CGT.

La medición oficial del Indice de Precios al Consumidor nacional se conocerá el próximo jueves 11 de enero, cuando el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dé a conocer la variación del costo de vida del último mes del año. Cabe recordar que, en noviembre de 2017, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcó 1,4 por ciento a nivel nacional y, en el acumulado de los primeros 11 meses del año, llegó a 21 por ciento.

Canastas básicas

Por otro lado, el informe de la central obrera incluyó información referida a la Canasta Básica Total y a la Canasta Básica Alimentaria, que miden los umbrales de la pobreza y la indigencia, respectivamente. El estudio arrojó que el aumento llegó al 1,4 por ciento en el último mes del año pasado. Así, una persona necesitó 2.357 pesos para no ser indigente, lo que da un total de 77,51 pesos por día. En tanto, según la central obrera, un adulto necesitó de 5.451 pesos para no ser pobre.

En lo que respecta a los ingresos familiares, una familia tipo precisó de 7.355 pesos para no caer en la indigencia, mientras que para no ser pobre en diciembre pasado una familia compuesta por dos adultos y dos menores necesitó unos 16.547 pesos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »