Joe Wolek, el estadounidense que fue acuchillado en ese barrio porteño y que hace pocos días le dieron el alta médica en el Hospital Argerich, recibió el 2018 junto a Yamil Ponce, el médico que lo operó y le salvó la vida.

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »