Una familia denunció la profanación del ataúd y el robo del cuerpo de su pequeño en el cementerio de la localidad bonaerense de Nicanor Otamendi. El pequeño había fallecido el pasado 10 de diciembre, producto de una severa neumonía. Mirá el video.

La tumba en el cementerio de Nicanor Otamendi de un bebé de un año y tres meses que había fallecido hace unos días fue profanada y su cuerpo robado, según denunciaron sus padres al encontrar el cajón violentado este 24 de diciembre cuando habían ido a llevarle flores.

Esta espantosa situación tuvo que vivir Alberto, cuando en el medio del dolor para la muerte de su hijo Ciro, fue a llevarle flores a su tumba y al entrar a la bóveda encontró que el pequeño cajón donde yacían los restos del pequeño había sido violentado, según indica el sitio lacapitalmdp.com.
 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »