El acusado, que cumple funciones en una escuela de Mendoza fue hallado con cinco jóvenes, una de ellas menor de edad, en una habitación donde las chicas festejaban la finalización de la secundaria. El hombre manifestó que sólo fue a ver cómo estaban, con previo aviso a la comunidad educativa. Aseguró que "no existe ningún delito" y renunció a su cargo.

El director trabajó en la escuela Florencia Molina Campos durante 10 años.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »