"Perico" Lipiante es un ejemplo de honestidad. Necesitaba plata para operar a su madre de la cadera y por eso se acercó a una radio local. Los vecinos de Maquinchao lograron juntar la suma necesaria y la mujer pudo viajar a General Roca para la intervención. Al regresar, el hombre  anunció que gastó $3.000 y entregó el resto del dinero que le habían dado. 

Atilio "Perico" Lipiante  es un peón rural que trabaja en un campo lanero de Maquinchao, en Río Negro, y se convirtió en un ejemplo de honestidad. La historia empezó hace unos días, cuando su madre se quebró la cadera y debía ser trasladada a Roca para una operación. Desesperado, se acercó a la radio local a pedir ayuda, donde explicó que no tenía dinero para el viaje y la estadía.

Inmediatamente, muchos vecinos se acercaron a colaborar y en poco tiempo juntaron 13.500 pesos, lo que le permitió a Perico partir junto a su madre a Roca, donde la operaron. La intervención quirúrgica fue exitosa y, de vuelta en Maquinchao, Atilio se acercó a la radio no sólo para contar la noticia y dar las gracias, sino para devolver los 10.500 pesos que le habían sobrado. E

El hombre dijo que la devolvía porque "alguna otra persona podría necesitarla". Un vecino contó que "lo ves a Atilio en la calle como si nada. Él ni se entera de lo que pasó con los medios por lo que hizo. Es tan lindo lo que generó acá. Demostró los valores de la localidad".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »