Un hombre de 59 años fue detenido en la ciudad santafesina de Esperanza acusado de haber mantenido encerrada y abusar sexualmente de su mujer durante 23 años.

Voceros judiciales indicaron que la prisión preventiva fue ordenada por el  juez de la Investigación Penal Preparatoria, Nicolás Felkemberg, tras un pedido de la fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA), María Urquiza.

Urquiza acusó al detenido, identificado con las iniciales M. A. A por "abuso sexual con acceso carnal calificado por el uso de arma de fuego; privación ilegítima de la libertad agravada por ser cometido con amenazas y en la persona del cónyuge, tenencia indebida de arma de fuego de uso civil y de arma de fuego de guerra".

Voceros del MPA indicaron que los delitos que se investigan habrían ocurrido entre 1994 y este año, y que las relaciones sexuales no consentidas "a lo largo de todos esos años se efectuaron a punta de pistola, según los dichos de la víctima".

Urquiza señaló que "según la víctima, la última situación de abuso ocurrió el lunes 24 de julio de este año, la que motivó la denuncia".

"El lugar en el que el imputado cometía los abusos era el propio domicilio conyugal"
, añadió, ya que "la casa era el lugar en el que el hombre tenía encerrada a la víctima con amenazas de muerte y con armas de fuego, y no la dejaba salir a la calle".

En el marco de la misma causa, el padre del acusado, de 80 años, fue detenido debido a que amenazó con un revólver a los agentes policiales que allanaban la casa en busca de armas.

El hombre fue imputado por atentado calificado contra la autoridad, tenencia indebida de arma de fuego de uso civil y de arma de guerra, ya que salió a la vereda y amenazó a los policías con un revólver calibre 38 que no posee documentación legal.