Ciudad de México, 27 de agosto (Télam).- El hallazgo de otros tres cuerpos en el lugar donde el domingo último descarriló en Tabasco el tren de carga que llaman "La bestia", en el que viajan cientos de inmigrantes ilegales, aumentó a nueve el número de víctimas fatales, informaron autoridades de México.

El coordinador nacional de Protección Civil de la secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, informó que los tres últimos cadáveres fueron hallados dentro de uno de los vagones, reportó la agencia alemana de noticias DPA.
   "Dentro de uno de los vagones se acaban de encontrar tres fallecidos más en el accidente ferroviario de Tabasco. Suman nueve víctimas al momento", dijo el funcionario.
   El tren en el que viajaban los migrantes llevaba chatarra y se descarriló a las 3 del domingo, cerca de una ranchería del municipio de Huimanguillo, estado de Tabasco, fronterizo con Guatemala.
   El hallazgo de los nuevos cadáveres se informó poco después de que fueran repatriados a Honduras seis cadáveres de ciudadanos de ese país que perdieron la vida en el descarrilamiento.
   El accidente, cuyas causas se investigan, provocó que volcaran ocho de los 12 vagones del tren. Además de los seis muertos que se reportaron inicialmente, las autoridades informaron sobre 18 lesionados, de los cuales dos siguen hospitalizados.
   Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), dijo que uno de los heridos que sigue internado les contó que estuvo cinco horas atrapado debajo de uno de los vagones con su primo, quien falleció.
   La organización no gubernamental indicó que tras el accidente la mayoría de los migrantes, varios de los cuales estaban heridos, decidieron seguir viaje ante el riesgo de ser deportados.
   Muchos migrantes "saltaron cuando se sintió el movimiento, y cuentan que estaba muy oscuro. No podían ayudar mucho porque la chatarra retorcida era muy pesada, no sabían cuántos estaban heridos e inconscientes y les daba miedo moverlos", dijo Figueroa.
   "Algunos de los sobrevivientes llegaron a Coatzacoalcos en el tren que continuó su camino con la máquina y el primer vagón que no descarrilaron. Uno de ellos dice que ayudó a sacar a varios muertos y que eran más muertos de los que se está declarando", agregó.
   El ferrocarril de carga, conocido como "La Bestia", es usado por los migrantes centroamericanos para trasladarse desde el sur de
México hasta la frontera con Estados Unidos. Viajan en el techo de los vagones o en los furgones y muchas veces son víctimas de robos y extorsiones, mueren o quedan mutilados al caer a las vías.
   Varias organizaciones defensoras de los inmigrantes han advertido en los últimos años sobre los riesgos de descarrilamiento de los trenes que los indocumentados utilizan para llegar hasta la frontera norte.
   "Nosotros denunciamos que las causas se originan por los malos gobiernos en la región y por la falta de políticas en México que puedan generar un migración documentada y libre de violencia. Es urgente crear condiciones para que los migrantes puedan transitar de forma humana por este país y así evitar tragedias como esta y todas las que los acechan en la ruta", señaló el MMM. (Télam)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »