Polémica por otro festejo patrio "para pocos"

Luego de los últimos escraches contra el presidente Mauricio Macri en distintos puntos del país, el gobierno decidió instalar un doble vallado en las inmediaciones al Monumento a la Bandera en Rosario, que impidió a varios vecinos presenciar el acto. La intendenta de la ciudad, Mónica Fein criticó la medida mientras que la ministra de Seguridad, Patricia Bulrrich, la justificó.

La intendenta de Rosario, Mónica Fein, se quejó de la decisión del Gobierno de poner  un “doble vallado” en el acto por el Día de la Bandera, al  tiempo que la Nación indicó que “no hay nada especial”, aunque  subrayó que tras los escraches sufridos por el presidente Mauricio Macri “hay que dividir a los que quieren ir a tener una actitud agresiva”.

“Hay un operativo de seguridad muy estricto que ha decidido Presidencia. Lo que hacemos normalmente es un izamiento de bandera, pero el ingreso a ese lugar está definido en términos de seguridad”, sostuvo la referente socialista.

En diálogo con Radio La Red, la jefa comunal explicó que había “un doble vallado de seguridad” al que sólo podían ingresar “invitados especialmente” que contaban con una pulsera identificatoria.

“Eso, lamentablemente, va a restringir la posibilidad de estar en este acto a los que estén invitados especialmente”, señaló Fein, quien reconoció que “hay convocadas un par de marchas” para criticar las políticas del Gobierno nacional.

En ese sentido, la rosarina advirtió sobre una “dificultad” de los argentinos “de respeto a un símbolo tan importante como la bandera y a la presencia del Presidente de la Nación”. Asimismo, recordó que “en el Gobierno anterior pasaba de otra manera, era un acto con militancia copando el acto: los que venían limitaban de otra manera, ocupando el espacio para demostrar su adhesión al Gobierno nacional”.

“A los rosarinos hace mucho que nos cuesta recuperar ese acto espontáneo. Es algo que profundiza la imposibilidad de reunirnos y conmemorar juntos algo que nos une a todos”, agregó.

Bullrich justificó el grueso vallado

En respuesta, la ministra de Seguridad de la Nación explicó que las medidas obedecieron “simplemente a un mecanismo de seguridad que se hace en estos tipos de actos masivos. No hay nada especial. Está coordinado y hablado con la Provincia de  Santa Fe”.

“La gente va a ir, pero en el último tiempo ha habido algún  tipo de manifestaciones o formas de expresión que no han sido  las más democráticas. Hay que dividir lo que es la gente que quiere ir al Día de la Bandera de los que quieren ir a tener una actitud agresiva contra el Presidente o el gobernador (Miguel  Lifschitz)”, aseguró Bullrich, en alusión a los escraches que sufrió el mandatario en diversas ocasiones. Y concluyó: “No tenemos (preparado) nada especial, pero estas oportunidades siempre se aprovechan para eso”.

Simpatizantes de Macri llegan en transporte a Rosario para presenciar el acto por el día de la Bandera.

pic.twitter.com/SOrfKL8qjA

 

— #ARG (@hectordeflores)

20 de junio de 2017

   

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

HORÓSCOPO

DOLAR

COMPRA
VENTA
35.36
37.36