Sin contar la inflación y considerando la suba de precios, se estima que la caída de ventas ronda el 20%. De esta manera, el consumo consolida otro mes sin datos concretos de repunte económico. 

Los informes técnicos oficiales dados informan sobre la evolución de las ventas medidas en facturación pero no registran los volúmenes vendidos. Consultoras privadas vienen midiendo una caída del consumo masivo del orden del 5% mensual, tal como vienen informando Crónica

Según la información oficial, las ventas acumuladas en los súper, durante los primeros tres meses de 2017, registraron un total de $77.132,7 millones, lo cual representa un aumento respecto del mismo período del año anterior de 18,6%.

En ese contexto, las de los shoppings totalizaron $4.189,1 millones, lo que significa un incremento de 10,6% respecto del mismo mes del año anterior.

Qué compraron
En marzo, los grupos de artículos con los aumentos más significativos para hipermercados con respecto al mismo mes del año anterior fueron: lácteos 30,4%, bebidas 27,5%, alimentos preparados y rotisería 23,2% y verdulería y frutería 21,4%.

En los centros de compras, en tanto, los rubros con mayor incremento fueron: juguetería 41,6%, librería y papelería 38,2%, patio de comidas, alimentos y kioscos 28,2% y ropa y accesorios deportivos 20,3 por ciento.

Fuerte caída
Las subas se ubicaron nuevamente muy por debajo del nivel de inflación anualizada a marzo, por lo que la facturación de supermercados y centros de compras cayó en términos reales.

Por ejemplo, el índice de precios registrado por la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires mostró en marzo pasado un alza de 35% en los últimos doce meses, similar a la del IPC Congreso, que marcó un avance de 33%. Teniendo en cuenta esos datos, las caídas rondan entre el 15 y el 20 por ciento.