Por Ignacio Ostera 

iostera@cronica.com.ar 

La distribución del ingreso registró una mejora durante el último trimestre del año pasado, en comparación al tercero, aunque continúa en un peor nivel respecto al que había alcanzado en el último año de Cristina Fernández de Kirchner. De acuerdo a los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el 10% de los hogares más ricos tuvo ingresos 13,5 veces mayores que los del 10% más pobre, ya que mientras los primeros recibieron el 28,3% de la riqueza, el decil más vulnerable se quedó con sólo el 2,1%.


En diálogo con "Crónica", el doctor en sociología Daniel Schteingart puntualizó que "toda la evidencia disponible muestra que en 2016 hubo un deterioro distributivo". "Las cifras muestran que en el cuarto trimestre se volvió a los niveles del segundo, pero siguen siendo peores que los de 2015", añadió. Según el detalle por hogar en base al ingreso total familiar, el decil más alto obtuvo ingresos de entre 39.975 y 460.000 pesos, con un promedio de $58.472, mientras que el más bajo ganó entre 200 y 6.000 pesos, con un promedio de $4.405.

De esta manera, el ingreso promedio de los hogares al finalizar el 2016 fue de $20.636. Para el Indec, el 50% de los hogares más pobres obtuvo ingresos por debajo de los $16.000 y se llevo menos del 24% de la riqueza total producida en el país, mientras que la otra mitad de los hogares se llevó el 76%, lo que demuestra el grado de desigualdad que reina hoy entre los distintos sectores de la sociedad.

Esto es porque el segundo decil más pobre se llevó el 3,8% del total, el tercero el 4,9%, el cuarto el 5,9% y el quinto el 7,2%. En la vereda opuesta, los dos primeros deciles más ricos sumaron casi el 50%, el decil 8 el 12,6%, el decil 7 el 10,3%, y el decil 6 el 8,6%.

Si se dividen los deciles en términos del ingreso individual, se observa que la mitad de quienes cobraron algún monto mensual recibió menos de $8.500 mensuales, en tanto el promedio fue de $11.033.


Ingreso medio


Para quienes están ocupados, el ingreso medio por decil fue de $11.533 y la mitad cobró menos de $10.000 mensuales. Por su parte, el 30% ganó menos de $5.500 por mes y se quedó con sólo el 10% de la riqueza producida en el país.

Por otro lado, el ingreso per cápita familiar quedó en $6.665 promedio y fue inferior a los $5.000 para la mitad de los deciles más pobres. En tanto, en el decil superior osciló entre $13.333 y $215.000 por individuo. Schteingart aclaró que para comparar el cuarto trimestre con el tercero, primero debe depurarse el efecto del aguinaldo, que distorsiona los ingresos del tercer trimestre; de lo contrario sólo son comparables los períodos pares.