Argentina detenida en Turquía será deportada a España

La joven había escapado desde Dubai hacia Estambul junto a su novia luego de que la familia de la última las denunciara por ser lesbianas. Las mujeres se encontraban en un centro de detención donde les sacaron los teléfonos por estar indocumentadas.

La joven argentina nacionalizada española, quien desde el lunes permanecía desaparecida junto a su novia tras escapar de la ciudad asiática de Dubai, fue encontrada con su pareja en un centro de detención en Turquía y en una comunicación con su hermana dijo que será deportada a España.

Jimena Rico Montero, de 28 años, hace tres días había huido al emirato árabe con su pareja Sasha Se, de nacionalidad egipcia, escapando del padre de su novia porque no acepta la homosexualidad de su hija.

La madre de la joven, Ramona Teresa Montero, confirmó en declaraciones al canal TN que las mujeres se encontraban en un centro de detención de Turquía donde fueron arrestadas por autoridades de ese país ni bien bajaron del autobús que las llevó a Estambul, por estar indocumentadas.

La hermana, María del Valle Rico Montero, afirmó en declarciones al canal América 24 que la joven y su pareja estuvieron desde el lunes incomunicadas, ya que en Turquía les sacaron los teléfonos y las llevaron a una seccional policial por no tener visa y otros documentos.  

Asimismo, expresó que las autoridades turcas les devolvieron a las dos jóvenes sus celulares, poco antes de trasladarlas a un centro de deportación para enviarla a España.

"Al ver en el teléfono que decía ’Jimena Turquía’ se me salió el corazón", dijo la hermana de la joven al relatar su reacción cuando vio la llamada telefónica.

En ese sentido, expresó que "lo primero que me dijo es que estaba viva, que estuvo tres días detenida porque ni bien se bajó del autobús la detuvo la policía y se la llevó hasta ahora, incomunicada todo el tiempo".

"La estaban trasladando y por eso le devolvieron sus cosas, entre las que estaba el teléfono, y pudo llamar", manifestó, y sostuvo que realiza "gestiones diplomáticas para que la liberen y la dejen salir de Turquía".

La cónsul adjunta en Estambul, Alicia Barone, confirmó la comunicación telefónica al expresar que "Jimena se comunicó con su hermana desde una seccional de policía turca, tras un pedido de búsqueda de paradero" que la familia de Rico Montero había formulado al consulado argentino en ese país.

"Estaba muy aliviada al haber podido hablar con Jimena. La hermana estaba bien y calma de por fin escucharla porque el gran tema era la incertidumbre sobre en qué estado estaba", destacó Barone.

El cónsul argentino en Estambul, Martín Lafforgue, afirmó en declaraciones a TN que "Jimena ingresó a Turquía con su pasaporte español, por lo que interviene más el cónsul de ese país" en los trámites para su liberación.

"Una pareja homosexual no tiene problemas en Turquía en su vida diaria, pero hacia el interior ya se complica", destacó.

La madre de la joven, que se disponía a viajar a España, afirmó que el domingo su hija, en una conversación telefónica, le advirtió que si no llegaba a la ciudad turca de Estambul se pusiera en contacto con la embajada porque "algo malo le había pasado".

"Ella temía lo peor por lo que le había pasado en Georgia, pero fueron detenidas por otra gente que nada que ver con el padre de esta chica. Ellas tenían miedo de que el padre las hubiera perseguido hasta Turquía y que se hubiera desencadenado algo fatal para ellas", expresó la mujer.  

En ese sentido, expresó que "este hombre no las encontró, lo despistaron yendo en coche hasta Turquía, no por avión, que era lo que él esperaba".

"Sabemos que están bien", expresó, y sostuvo que "hay que esperar el protocolo turco, el cónsul español está ocupándose".

El embajador argentino en Turquía, Julián Tettamanti, dijo antes de conocerse el paradero de la joven que "Jimena habría entrado a Turquía por (la fronteriza) Georgia" y en tierra turca "se refugió por temor" al padre de su novia.

En Georgia las mujeres habían sido interceptadas días atrás por familiares de la joven egipcia, quienes les rompieron a ambas sus documentos y visas.

El embajador Tettamanti recordó que la homosexualidad en el mundo árabe "es delito" y destacó que en algunos países se castiga con cárcel y en otros con pena de muerte, aunque aclaró que "en Turquía no es delito".

La pareja había ido a Dubai para visitar a los padres de la joven de nacionalidad egipcia, pero como tuvieron problemas con su familia viajaron a Turquía en un intento por regresar a Londres, donde residen. 

   

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

HORÓSCOPO

Capricornio

DOLAR

COMPRA
VENTA
35.54
37.54