"Debemos dar una respuesta equitativa desde la ley penal", explicó el diputado nacional del radicalismo por Mendoza Luis Petri.

Seguinos en //twitter.com/ahoraMendoza //facebook.com/ahoramendoza

En el mismo se incorpora un párrafo final que establece la prisión de cuatro años como mínimo y el máximo de diez años si se causare a otro la muerte conduciendo un vehículo automotor con culpa temeraria, en estado de intoxicación alcohólica o bajo los efectos de estupefacientes.

El diputado Petri  fundamentó su proyecto  explicando que "da una respuesta razonable y equitativa desde la ley penal, a un flagelo que como sociedad padecemos día a día, debido a la cantidad de muertes por siniestros viales con conductores que se encuentran alcoholizados o bajo los efectos de estupefacientes que ocasionan la muerte de terceras personas. Se considera indispensable endurecer las penas cuando el hecho es producido por una persona que conduce de manera temeraria, se encuentra bajo los efectos del alcohol o de sustancias prohibidas por la ley y produzca como resultado final la muerte de una persona".

"Pretendemos la modificación del Artículo 84 de nuestro Código Penal,  agravando la pena en su mínimo y máximo si se causare la muerte a otro, conduciendo un vehículo automotor en tres supuestos claramente definidos: con culpa temeraria, bajo los efectos del alcohol o de estupefacientes. La embriaguez es un estado de alteración transitoria de las condiciones físicas y mentales causadas por una intoxicación aguda que no permite una adecuada realización de actividades de riesgo, entre ellas, la conducción. Contrario a lo que pudiera pensarse, no son los conductores los que más sufren en este tipo de accidentes; son los peatones, seguido por los pasajeros o acompañantes los que se ven más afectados cuando se presenta un accidente de tránsito y hay presencia de alcohol o drogas. Las personas deben saber que desde la primera ingesta o desde el consumo de algún tipo de estupefaciente, se presentan efectos en el organismo que son incompatibles con la conducción de un vehículo, lo que podemos calificar como una actividad peligrosa", sostiene el legislador radical.

"La principal causa de muerte de jóvenes de entre 15 y 19 años no es el SIDA, ni el cáncer, ni cualquier otra enfermedad, sino los siniestros de tránsito, así lo sostiene la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Este dato elocuente no parece tan lejano ya que se relaciona con la realidad de nuestro país, pues según las estadísticas de CESVI Argentina (enero 2006 - abril 2012), el grupo etario de entre 19 y 30 años, participa en el 38,9 % de las lesiones graves, siendo el de mayor protagonismo en los choques. Cuando el CESVI, analiza este problema a través de las investigaciones de los diversos siniestros, revela que existen elementos básicos propios por falta de experiencia, pero también aspectos comunes a conductores experimentados. Tal son los casos de asumir conductas de riesgo innecesarias o de irrespeto a las normas, exceso de confianza o la necesidad de experimentar límites o aspectos vinculados al comportamiento social. Ejemplo de esto es el consumo de alcohol o drogas, que si bien son altamente peligrosas para todas las personas, en un conductor novel juegan un protagonismo especial y suelen ser la raíz de muchos siniestros", expresó Petri

"Según las cifras que provee la ONG Luchemos por la vida, en la Argentina,  podemos decir que a enero de 2014, las muertes aproximadas del 2013 ascendieron a 7.896, con respecto al año 2012, que fueron 7.485, la suba fue de un 6%, con esto decimos que el promedio mensual de muertes es 658 y el promedio diario de 22 personas fallecidas en el hecho o como consecuencia de él, cifras que son escalofriantes y nos colocan entre los países de mayor número de víctimas fatales en todo el mundo por accidentes de tránsito. Agravar la pena es asegurar que quienes terminen con la vida de inocentes puedan cumplir con dicha sanción de manera equitativa al daño provocado y quienes al momento de conducir hayan consumido alcohol o algún tipo de estupefacientes tengan prevención ante su accionar y no actúen de manera imprudente", fundamentó Luis Petri.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »