Humorista gráfico y escritor argentino. Creador, entre otros personajes, de Inodoro Pereyra y Boggie el Aceitoso. Escribió más de una docena de libros de cuentos y tres novelas.

Seguinos en http://twitter.com/ahoraMendoza http://facebook.com/ahoramendoza

Nació en Rosario el 26 de noviembre de 1944. Su carrera comenzó como dibujante humorístico y, por su calidad y rapidez en el dibujo, muy pronto desarrollo una copiosa. Su primer contacto con los medios gráficos fue hacia 1971, en la Revista “Tinta” de Rosario donde publicó “Ultra”, una tira que parodiaba a James Bond y que sería el antecedente de “Boogie, el aceitoso–.
 
A fines de 1971, aparece “Hortensia”, una revista humorística dirigida por Alberto Pío Augusto Cognini que al poco tiempo se convierte en un éxito editorial –llegó a tirar más de 100.000 ejemplares–. Allí trabaja Fontanarrosa junto a humoristas de la talla de Caloi, Brócoli, Lolo Amengual y  Crist, entre otros. En esta revista aparecerán por primera vez dos personajes que marcarían una época en el humor gráfico argentino: “Inodoro Pereyra, el renegau” y “Boogie, el aceitoso”.

Boogie "el Aceitoso" era un profesional de la violencia. Matón a sueldo, podía según en encargo, perseguir judíos, negros, homosexuales o chicanos. Al mejor estilo de la novela negra –de moda en esos años– en su trama se confunden la víctima, el asesino y el detective. Boogie es cruel y escéptico, descree de esta sociedad y será su punto de vista el que guíe la narración.
 
Así, la historieta compendia el gangsterismo, el tráfico de droga, los manejos sucios en la policía y la corrupción de la sociedad norteamericana. También esposible asociarla a la violencia en Argentina.
 
"Inodoro Pereyra" es un gaucho de la pampa argentina, solitario y que reflexiona sobre la vida acompañado de su perro Mendieta. En sus orígenes era una parodia de los giros lingüísticos y los estereotipos criollistas.


 
En sus inicios, argumentos y dibujos dialogaban con los textos del Martín Fierro y la versión ilustrada por Juan Carlos Castagnino. Sin embargo, la tira fue alejándose de la sátira feroz al folklorismo para transformar a Inodoro en un argentino común, algo chanta y antihéroe, en sus cotidiana peripecias.
 
En 1971, Rosario Central –cuadro del que era fanático Fontanarrosa– vence a Newell's Old Boys con un gol de Aldo Pedro Poy, de palomita. Este triunfo le permite llegar a la semifinal y, posteriormente, consagrarse campeón por primera vez en su historia. Motivado por la memorable gesta, Fontanarrosa escribe su primer cuento: "19 de septiembre de 1971". Así, inicia su camino como escritor.
 
En 1981, Editorial Pomaire publica “Best Seller” –la primera novela de Fontanarrosa– y al año siguiente “El área 18”, su secuela. A los pocos meses, Ediciones de la Flor, publica su primer libro de cuentos “El mundo ha vivido equivocado”, al que le siguen “No sé si he sido claro”, “Nada del otro mundo”, “Uno nunca sabe”, “El mayor de mis defectos”, "La mesa de los Galanes", "Puro fútbol" y "El rey de la milonga”,  entre otros.
 
Muchos de sus cuentos, sobre todo los que giran en torno al mundo del futbol, ya forman parte de lo mejor de la literatura argentina porque constituyen una crónica de época que, a través del humor y la parodia, reflexionan sobre nuestra idiosincrasia colectiva.

En el 2004, se presentó en el III Congreso de la Lengua Española que se desarrolló en Rosario y se reveló como un brillante disertante. Defendió a las "malas palabras" –sin las cuales difícilmente existiría su obra– y pidió una amnistía para ellas.
 
Poco después, una enfermedad neurológica degenerativa lo apartó de la actividad. En Abril de 2006 es distinguido con la Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento, la máxima distinción que entrega la Cámara de Diputados de la Nación.
 

Fuente: Argentina.ar

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »