Los estadounidenses votarán para renovar el Congreso y una serie de cargos locales, comicio que oficiará de referéndum para el presidente Donald Trump.

Los estadounidenses llevarán a cabo las elecciones de medio mandato para renovar el Congreso y una serie de cargos locales. Los comicios se perciben como un referéndum sobre la presidencia de Donald Trump, dos años antes de las presidenciales.

El total del las 435 bancas de la Cámara de Representantes está en juego en el comicio. Los republicanos disponen actualmente de una cómoda mayoría (236 contra 193 con seis vacantes).

 

Para recuperar el control de la Cámara, los demócratas deben ganar 23 bancas adicionales. Una treintena de los republicanos anticipan una lucha muy cerrada, según las encuestas. Los nuevos representantes iniciarán un mandato de dos años a partir de enero de 2019.

En tanto, en el Senado, que cuenta con 100 bancas (dos por cada uno de los 50 estados de la Unión), se disputan 35 lugares. Los republicanos ostentan una ajustada mayoría de 51 contra 49.

Pero la disputa electoral se anticipa difícil para los demócratas, pues deben defender 26 bancas, seis de las cuales se ven amenazadas, contra solo nueve de los republicanos. Los senadores se eligen por seis años y también asumen en enero próximo.

En tanto, se renuevan prácticamente todos los parlamentos locales, los gobernadores de 36 estados así como numerosos cargos (alcaldes, jueces, sherifs...). Los electores también se pronuncian por una cantidad de iniciativas locales.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »