El Ministro de Producción, que absorbió Trabajo, llamará a los gremialistas en busca de un cambio de opinión.

En los pasillos del Labour 20, desarrollado la semana pasada en Mendoza, se cocinó la reunión entre la CGT y el flamante Ministerio de Producción y Trabajo, encabezado por Dante Sica y secundado por Joge Triaca. El lugar y la fecha se manejan con sumo hermetismo, aunque el objetivo del gobierno es claro: desactivar el paro del 25 de septiembre. La medida, para el triunviro Carlos Acuña, es "inevitable".

 

"Del gobierno venimos trabajando y manteniendo el diálogo con todos los sectores", dijo Sica a "Tarde para nada" (Radio con Vos). El ministro de Producción y Trabajo recordó que "Triaca habla de manera fluida y abierta con todos los dirigentes gremiales sin convocatoria formal". En esa línea, en los próximos días se reunirá con la CGT.

 

El paro que desde Azopardo decretaron para el martes 25 "no llega en un momento oportuno", subrayó el ministro, justificando que "si bien los trabajadores tiene el derecho y la potestad, nosotros consideramos que no era el momento porque estamos en una crisis fuerte, donde las variables se van acomodando".

En esa línea, apuntó que la huelga "no es un tema de derecho, sino de oportunidad". En tanto, Carlos Acuña afirmó que es "inevitable" la realización del paro y aseguró que la medida será "contundente". En declaraciones a la radio Futurock, apuntó: "Tuvieron más de 20 días para empezar a dar respuestas y no las dan. Inevitablemente vamos al paro. El resultado de esta medida de fuerza va a ser contundente".

Cabe destacar que al mediodía del lunes 24, la CTA empieza con una huelga de 36 horas que contará con movilizaciones en los principales puntos del país. "Siempre estamos abiertos al diálogo, se ha visto desde que asumió el gobierno. Pero si no se ejecutan las políticas a favor del sector trabajador, de la industria nacional y en defensa del poder adquisitivo y los salarios, las mesas de diálogo no sirven para nada. Todo el mundo pide un cambio de rumbo en la política económica", dijo.

Desde la central obrera le plantearán al Ejecutivo retomar el escrito que, meses atrás, entregaron en Casa de Gobierno. Frenar despidos y suspensiones; reabrir paritarias; que Ganancias no alcance al aguinaldo; devolución de los fondos de las obras sociales, y que no sea modificada la Ley de Contrato de Trabajo, son los cinco puntos centrales que reclama la CGT.

 

"La reforma laboral es un eslogan. ¿Qué quieren reformar? Perjudicar a los trabajadores. El gobierno tiene que resolver y ocuparse de la timba financiera", disparó Carlos Acuña. El triunviro Juan Carlos Schmid le confirmó a Crónica que "en la CGT no hemos recibido ninguna invitación formal por parte de ninguna autoridad del gobierno".

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »