La mujer acusada de atropellar y matar a su novio deberá cumplir esa pena bajo prisión domiciliaria. Los detalles del caso.

Este lunes, la Justicia de Mendoza condenó a Julieta Silva a tres años y nueve meses de prisión tras atropellar a su novio Genaro Fortunato, quien falleció en el acto durante la madrugada del pasado 9 de septiembre a la salida de un boliche en San Rafael.

La mujer, que cumplirá prisión domiciliaria fue enjuiciada bajo una causa por "homicidio culposo agravado". En esta línea, recibió también una pena de ocho años que la inhabilita para manejar.

 

Por último, el fallo emitido por el Tribunal Penal Colegiado N°1 de San Rafael, fue rubricado por los doctores Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Lail.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »